Uruguay ganó con el peso de sus cracks

Cuando aparecieron Suárez y Cavani, la celeste liquidó a Venezuela y terminó goleando 3 a 0
Este jueves quedó claro el peso de los cracks, la influencia de los fenómenos. Uruguay estaba pasando mal en el Estadio Centenario. Sufría por las virtudes de Venezuela, pero también por los errores propios. Sin embargo, aparecieron los jugadores que tienen que aparecer, los clase A, y la celeste terminó goleando 3 a 0 para consolidarse en el primer lugar de las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018 al cabo de la primera rueda.

Un camino fantástico queda de manifiesto cuando se repasan los números conseguidos por la selección jugando en Montevideo: 14 goles a favor y cero en contra en los cinco partidos disputados. Menos a Perú (1-0), el equipo de Óscar Tabárez goleó a Colombia, Chile, Paraguay y Venezuela. Sensacional.

Embed

Además se sacó de encima el estigma de no ganarle a Venezuela en el Centenario desde las Eliminatorias para la Copa del Mundo de Corea y Japón 2002. Es que después de aquella victoria de la vinotinto en 2004, se había hecho cuesta arriba ganarle en casa.

Embed


Anoche, cuando Luis Suárez se metió en el partido y dejó de discutir con los rivales y cuando Edinson Cavani encontró el arco, se terminó el sufrimiento. Detrás de ellos, los grandes cracks de este plantel, aparecieron Nicolás Lodeiro, creció Carlos Sánchez, perdió la timidez Gastón Silva y empezó la avalancha de ocasiones. Uruguay terminó apabullando a su adversario.

Embed

Ayudó también la expulsión de Oswaldo Vizcarrondo cuando se jugaban los 20 minutos del complemento. Si bien los celestes ya ganaban 2-0, la vinotinto se terminó de desestabilizar tras la doble amonestación del zaguero que acabó con él en el vestuario.

Venezuela empezó mejor. Sorprendió al minuto de juego con un disparo de Juan Pablo Añor que Fernando Muslera desvió al córner. A pesar de las oportunidades que sumó el visitante durante el primer tiempo, esa fue la única pelota que atajó el golero uruguayo. Las demás ocasiones fueron falladas por los delanteros.

La habilidad de Añor, el panorama de Guerra, la velocidad de Adalberto Peñaranda por la izquierda, más la presencia amenazante de Salomón Rondón entre los zagueros, eran argumentos difíciles de contrarrestar para Uruguay.

Un rombo bien evidente fue la figura que armó Tabárez en el mediocampo, con Egidio Arévalo como vértice retrasado, Lodeiro de enganche y a sus costados Sánchez y Cristian Rodríguez. Pero no lograban llenar los espacios y por ende no conseguían la pelota. Además, la defensa tampoco estaba firme. Mathías Corujo no podía con Peñaranda y Sebastián Coates, si bien ganaba alguna por arriba, no empezó seguro.

En esos primeros minutos el arma ofensiva de los celestes fue el pelotazo. Del Cebolla para Suárez, de Coates para Cavani y cuando Lodeiro se acercó al área, tomó una decisión equivocada en el pase. Y así es difícil ganar la posición frente a los zagueros y generar juego. Uruguay creó una chance a los siete minutos, pero fue tras un tiro de esquina, un entrevero y un remate de Sánchez afuera. Venezuela, en cambio, llegaba con prolijidad y velocidad.

Peñaranda se mandó flor de corrida, dejó atrás a Corujo y a Sánchez. Pasó al medio y falló Añor. El público, que prácticamente colmó las tribunas del Centenario, hizo un silencio atroz.

El platinado Peñaranda tuvo a su disposición la oportunidad más clara. Agarró mal parados a los defensores, salió regalado Fernando Muslera y su disparo final terminó afuera. Enseguida falló Rondón otra oportunidad. Iban 25 minutos y Uruguay no encontraba la pelota, era superado abiertamente por su rival.

Pero hay buenos delanteros (como Peñaranda, Rondón) y fueras de serie como Suárez. Sánchez robó una pelota en la salida de Venezuela, metió un gran pase para el atacante de Barcelona que de primera y de zurda puso un centro preciso para que el más chiquito, Lodeiro, apareciera en el área y metiera un cabezazo que venció la resistencia de Hernández.

Y si este gol, que no se vislumbraba por ningún lado, cambió el partido, el de Cavani cuando empezaba el segundo tiempo lo liquidó. Iban 15 segundos cuando Sánchez levantó el balón, Cavani lo peleó y lo ganó en el área, le quedó de frente al arco y no pifió. Demostró que está pasando por un gran momento, ya sea con la camiseta del PSG como con la celeste.

Fue el gol de la tranquilidad. Corujo y Silva (especialmente éste) comenzaron a desprenderse por las bandas. Sánchez también se asoció más al juego ofensivo y tuvo dos oportunidades para aumentar: en la primera recibió en el área un pase de Suárez y lo atajó Hernández y en la segunda mediante un tiro libre.

Suárez apareció con mayor continuidad, participando más del juego asociado, saliendo del área para asistir a sus compañeros, como cuando dejó de cara al gol a Matías Vecino y éste pifió.

El que no falló fue Cavani unos minutos después, en la jugada más espectacular de la noche. Pase de Vecino a Sánchez que apareció por la derecha y metió la pelota al medio que Suárez desvió con un leve toque de taco hacia la entrada del delantero del PSG. Golazo de Cavani, que le puso el broche de oro a la victoria.

Uruguay coronó una noche espectacular. Después del silencio de algunos tramos del primer tiempo se escuchó el "ole, ole" cada vez que la pelota se trasladaba de un lado a otro. Los hinchas disfrutaban en la tribuna y hacían la ola.

Tabárez le dio la oportunidad de jugar a Matías Vecino y a Diego Laxalt. Entraron en un momento dulce. El primero participó más del juego. Ingresó por Lodeiro que no podrá estar en Barranquilla. Sobre el final también ingresó Palito Pereira.

Uruguay tiene eso, la clase de sus delanteros que en cualquier momento cambian una situación difícil por una sonrisa. Anoche parecía que Venezuela iba a darle otro dolor de cabeza en el Centenario. Manejaba la pelota y llegaba con asiduidad al arco de Muslera. Pero fallaron en los momentos claves y les resultó fatal.

Suárez se dedicó a jugar, a complicarles la noche a los defensores, a meterle asistencias a sus compañeros. Cavani afinó la puntería. Y el partido se resolvió con tranquilidad, con un 3-0 inapelable, que lo deja en la cumbre de las Eliminatorias, con el destino de Rusia cada vez más cerca.

Lodeiro afuera

Nicolás Lodeiro recibió el jueves la segunda tarjeta amarilla y quedó suspendido para el partido del martes frente a Colombia. Siguen con una amonestación Luis Suárez, Edinson Cavani, Mathías Corujo, Álvaro Pereira, Diego Rolan y Jorge Fucile.

Uruguay 3
Fernando Muslera 5
Mathías Corujo 5
Sebastián Coates 5
Diego Godín 5
Gastón Silva 6
Egidio Arévalo Ríos 5
Carlos Sánchez 6
Cristian Rodríguez 5
Nicolás Lodeiro 6
Edinson Cavani 7
Luis Suárez 7
DT: Óscar Tabárez

Venezuela 0
Daniel Hernández 4
Alexander González 5
Oswaldo Vizcarrondo 4
Wilker Ángel 5
Mike Villanueva 4
Tomás Rincón 5
Arquimedes Figuera 5
Juan P. Añor 5
Alejandro Guerra 4
Adalberto Peñaranda 6
Salomón Rondón 5
DT: Rafael Dudamel

Cambios en Uruguay: 67' Matías Vecino (5) x Lodeiro, 79' Diego Laxalt x Rodríguez y 87' Alvaro Pereira x Silva
Cambios en Venezuela: 61' Josef Martínez (4) x Peñaranda, 66' José M. Velázquez x Añor y 81' Rómulo Otero x Figuera
Cancha: Estadio Centenario
Juez: Raúl Orosco (Bolivia)
Goles: 28' Lodeiro (U), 46' y 78' Cavani (U)
Expulsado: 65' Vizcarrondo (V)
Amarillas: Lodeiro (U), Figuera y González (V)

Acerca del autor