Uruguay: fuerza atrás, poco adelante

Giménez y Godín fueron bastiones que empujaron al equipo, pero Cavani volvió a quedar aislado y le faltaron socios

La ausencia de Luis Suárez volvió a forzar a Óscar Tabárez a iniciar el camino en un torneo sin la presencia de su principal arma ofensiva. Pasó en la Copa América de Chile el año pasado y en el arranque de las Eliminatorias. Por lo visto ayer ante México, el equipo volvió a sentir la ausencia del crack, quien se recupera de un desgarro y espera estar disponible para el partido ante Jamaica el lunes 13.

Jugar sin Suárez fue un karma para la selección de Uruguay en la Copa América de Chile 2015 donde la celeste anotó dos goles en cuatro partidos, ambos en jugadas de pelota quieta: Cristian Rodríguez (ante Jamaica) y José María Giménez (contra Paraguay).

Pero al 9 se lo dejó de extrañar en el arranque de las Eliminatorias cuando Uruguay le ganó a Bolivia, en La Paz, y a Colombia y Chile en el Centenario. El equipo de Tabárez marcó en esos partidos ocho goles. Tres fueron de cabeza de Diego Godín, dos de Martín Cáceres, otro de Álvaro Pereira –todos defensas– más uno de Abel Hernández y Diego Rolan, delanteros.

Lo del domingo ante México fue más parecido a lo de la Copa América de Chile. Cavani quedó aislado, solo, forzado a bajar a colaborar en la marca y sin asistidores.

Es cierto que Nicolás Lodeiro lo dejó cara a cara con el golero rival en el primer tiempo y que el delantero de PSG definió al bulto y la pelota le rebotó en el brazo al golero rival. Pero fue una acción aislada, fuera del contexto que tuvo a México como protagonista con la pelota.

Al equipo lo sostuvo –como de costumbre– la defensa. Porque Giménez y Godín no solo bancaron todo sino que también empujaron al equipo de atrás y rompieron líneas con pelota para iniciar ataques por sorpresa.

A eso sumaron su fortaleza para las pelotas quietas, vía por la que llegó el gol del empate.

Pero sacando el aporte de los defensas, lo de Uruguay fue muy pobre arriba. Cavani no aprovechó lo que tuvo, Lodeiro hizo poco: un pase de gol y nada más y el aporte de Diego Rolan fue prácticamente nulo: se ofreció poco para el juego, colaboró poco en defensa y, para peor, erró un gol solo en el segundo tiempo tras gran jugada de Godín.

Este mal arranque fuerza a Uruguay a reveritr la pisada ante Venezuela (jueves 9) y Jamaica (lunes 13).


Populares de la sección