Uruguay en el reino de los grandes

Los celestes llenaron la agenda para 2013: el 16 de junio debutan ante el campeón del mundo, España, en Recife, y luego enfrentan al mejor africano y a Tahití; solo por participar cobrarán US$ 1.700.000

Junio suele aprontar con sus bajas temperaturas el invierno que arranca en julio. Así fue siempre –si es que el frío no empezó a castigar ya en mayo–, hasta 2013, porque los uruguayos, futboleros como pocos, tendrán ocasiones para disfrutar de un mes con un calendario tan exigente como el mundialista y de oportunidades para salir a la calle a celebrar como en Sudáfrica 2010.

El 4 o 5 de junio los hinchas tendrán en el Estadio Centenario Uruguay-Francia, a la semana el viaje de los celestes a Venezuela para jugar por las Eliminatorias, el 11 de junio, y de ahí a Brasil para afrontar la Copa de las Confederaciones.

En el sorteo que se realizó ayer en San Pablo, quedó establecido que Uruguay debutará ante España, en la segunda fecha enfrentará al campeón de África y cierra el grupo B con el choque ante Tahití.

El técnico de la selección, Óscar Washington Tabárez, afirmó en Brasil, porque asistió al sorteo del torneo, que España “es el rival más difícil que hay en toda la Copa, de todos los participantes; es un orgullo y por eso una gran motivación tener la oportunidad de jugar ese primer partido”.

En la rueda de prensa, de la que también estuvieron el seleccionador español, Vicente Del Bosque, y el entrenador de Tahití, Eddy Etaeta, Tabárez consideró que “el partido decisivo” será el segundo, ante el representante africano, pues, dijo, “será definitivo para nuestras posibilidades de clasificación”.

Es por esta razón que la Copa de África, que comienza en enero en Sudáfrica, será una de las primeras que generen tanta expectativa en Uruguay, porque el segundo rival de los celestes en el torneo de Brasil surgirá en ese campeonato que finaliza el 10 de febrero.

“El partido ante Tahití, ante un rival de menos experiencia y que es menos conocido, lo debemos afrontar con todo el respeto que merece el rival”, apuntó el entrenador, quien reconoció que su equipo, que disputa las Eliminatorias, tuvo un bajón en los últimos partidos de la clasificación mundialista.

“Estamos en plena disputa de la eliminatoria, una eliminatoria que se nos ha complicado, pero que a esta altura estamos en mejor posición que en la anterior y por eso tenemos que planificar muy bien”, subrayó Tabárez.

Para el técnico, la actuación de Uruguay en la Copa de las Confederaciones puede llegar a ser determinante en su continuidad como seleccionador.

“Lo que suceda aquí no lo sabe Tabárez ni nadie, pero vamos a intentarlo (una buena actuación). No es fácil, pero creemos que podemos hacerlo, pues después de Sudáfrica (con el cuarto lugar en el Mundial) pensamos que no pasaba nada y después vimos que el camino seguía y ganamos la Copa América”, resaltó.

El torneo que se inicia el 15 de julio en Brasilia y finaliza el día 30 de ese mes en Río de Janeiro, se disputará en seis de los 12 estadios mundialistas y reparte millonarias recompensas para los participantes (ver Premios).

En el grupo A están Brasil, Italia, México y Japón.

Los dos primeros de cada serie avanzan a las semifinales y juegan cruzados primero contra segundo del otro grupo. Los perdedores disputan el tercer puesto y los ganadores la final.

El camino en la Copa de las Confederaciones tiene dos partidos menos que un Mundial, pero más exigencias porque juegan los campeones de todas las confederaciones. Al título se llega después de disputar cinco encuentros.

Es por eso que 2013 es un año muy especial para Uruguay, porque tiene una agenda de partidos como nunca, y particularmente junio porque concentra gran parte de ese calendario. Eso sí, Uruguay no puede descuidar que su gran objetivo es llegar a Brasil 2014. 


Populares de la sección

Comentarios