Uruguay deshoja otra margarita

Bajo la conducción del argentino Adrián Capelli Uruguay debuta en el torneo de Isla Margarita

Se pondrá este jueves en marcha, en Isla Margarita, la 46ª edición del Sudamericano de básquetbol donde Uruguay se embarca en un nuevo ciclo bajo la conducción del argentino Adrián Capelli.

Uruguay integra el Grupo B junto al local Venezuela, Chile y Perú.

Los dos primeros pasarán a semifinales y jugarán playoffs por el título.

Pero antes que pensar en el oro hay dos objetivos básicos a cumplir. Primero la clasificación al Preolímpico de 2015 y segundo la clasificación a los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

Para acceder al Preolímpico hay que superar el grupo –clasifican los cuatro primeros– algo que en los papeles parece accesible ya que Uruguay no pierde ante Perú y Chile desde el torneo de Bogotá 1973 cuando los incaicos, bronce, se subieron por última vez a un podio.

A los Panamericanos clasifican los tres primeros del torneo.

Desde Indianápolis 1987 Uruguay no falta a esos eventos y en Río 2007 subió por primera y única vez al podio al conquistar la medalla de bronce.

En materia de Sudamericanos, la celeste ha obtenido el título en 11 oportunidades y está tercero en la tabla de más ganador por detrás de Brasil (18) y Argentina (13).

Pero la última copa se remonta a 1997, cuando se impuso en Maracaibo reteniendo el título cosechado dos años antes en el Cilindro de Montevideo.

Recambio en marcha
La era de Pablo López se dio por terminada tras el séptimo puesto obtenido en el Premundial de Caracas el año pasado en un ciclo que terminó con la renuncia a la selección de Leandro García Morales.

La Federación Uruguaya le apuntó entonces a la contratación de un técnico extranjero. En principio designó al español Mateo Rubio para dirigir en los Juegos Odesur de Santiago. Pero posteriormente, la celeste renunció a participar en el evento multideportivo sudamericano.

Tiempo después fueron por Capelli, argentino de 44 años que en la última temporada estuvo al mando de Argentino de Junín.

Capelli no podrá disponer de algunos de los mejores jugadores de Uruguay: el base Jayson Granger, el ayuda base García Morales y el pívot Esteban Batista, flamante fichaje de Panathinaikos.

Los 12 jugadores que escogió son una mezcla de experiencia y juventud con Nicolás Mazzarino quemando sus últimos cartuchos a los 38 años y el botija de Hebraica Macabi Octavo Medina (18) viviendo su primera incursión internacional con los mayores.

El promedio de edad es de 27 años. Y el de estatura apenas 1,94 metros donde el nacionalizado Kiril Wachsmann deberá ser el abanderado de la lucha debajo de las tablas.

La preparación
Uruguay jugó apenas cuatro partidos amistosos previos al Sudamericano.

Perdió con Argentina (58-77) en San Luis y le ganó en Villa Mercedes (62-60). Ya en suelo venezolano, en Puerto La Cruz, disputó un cuadrangular perdiendo con Brasil (62-73) para luego vencer a Ecuador (95-70).

El quinteto titular que más utilizó Capelli se conformó con Osimani, Fitipaldo, Aguiar, Izaguirre y Wachsmann.

Los candidatos: al mundial
Argentina y Brasil, las potencias continentales, afrontarán el torneo con equipos y entrenadores alternativos ya que a fines de mes disputarán el mundial en España.  

Ese contexto puede ser aprovechado por Uruguay pero también por Venezuela que incluyó en su nómina al base Greivis Vásquez que viene de jugar en la NBA así como también a Windi Graterol, bastión defensivo del equipo que viene de ser campeón en República Dominicana.


Populares de la sección

Comentarios