Urrutia tendrá que pelearla en carrera

El uruguayo parte sexto en la primera fecha en el circuito urbano
Por Mario Rosa

No fue la clasificación esperada. Si bien conseguir la pole en la IndyLights es muy complejo por la paridad que existe, el piloto uruguayo Santiago Urrutia no pudo siquiera luchar por los tres primeros lugares y se ubicó sexto.

Culminar entre los tres primeros es una situación clave si quiere aspirar a un lugar en el podio en un circuito urbano como el de San Petersburg, Florida (EEUU).

La primera clasificación del año se le fue de las manos al piloto pese a que estuvo dominando la sesión hasta los nueve minutos finales.

En ese momento se produjo la segunda interrupción de la clasificación y al reanudarse fue cuando el piloto oriundo de Miguelete (Colonia) no tuvo respuesta, en la medida que varios rivales bajaban sus tiempos en los últimos minutos de la clasificación.

Cuanto más exprimía el Dallara N° 5 del Belardi Auto Racing, más lento iba y por tanto, no pudo mejorar el tiempo que había hecho hasta antes de esa interrupción.

Fue así que su joven compañero de equipo Aaron Telitz se quedó con la primera pole del año.

El Campeón de la Pro Mazda 2016 ya se muestra muy competitivo y será uno de los duros rivales a los que va a enfrentar el piloto uruguayo en un año de 16 carreras.

Quedó claro que las 5 décimas (medio segundo) de diferencia entre Telitz y el sexto lugar final de Santiago Urrutia son ciertas –porque lo establecieron los cronómetros–, pero no reflejan la realidad ya que hay algo en el auto del uruguayo que no va bien.

Apenas finalizó la amarga clasificación, Urrutia fue directo a mirar la telemetría con su ingeniero de pista para ver donde está el problema e intentar solucionarlo.

El resultado en clasificación ya nadie lo cambia, pero sí se puede variar el rendimiento del monoplaza y salir a mostrar el verdadero potencial este sábado temprano en la mañana cuando la IndyLights vuelva a los 2.860 metros del trazado urbano de San Peterburg para disputar la clasificación para la segunda carrera, que se llevará a cabo este domingo a la hora 10.45 de Uruguay.

Por lo pronto, la primera carrera del año empieza con complejidad para Santiago Urrutia.

El estreno de la temporada 2017 de la IndyLights se larga este sábado a la hora 19:10 de Uruguay y en los 50 minutos de competencia, el coloniense deberá usar toda su experiencia y capacidad para abrirse paso y salir de su primer compromiso con una buena cosecha de puntos.

Primera curva


Será la largada su primer gran desafío. Partiendo desde la tercera fila por el lado externo (se larga en fila de a dos) la primera curva es crítica. Ya se ha visto el año pasado que allí, entre la ansiedad y los muros, se forma un cocktail explosivo que sepulta las ilusiones de muchos. Algunos por propia culpa y otro porque reciben sin tener responsabilidad cuando se arma la carambola.

Urrutia deberá estar muy atento y salvar esa primera curva para luego hacer la carrera. Si el auto va mejor, él irá mejor.

Luego será cuestión de administrar el "push to pass", el botón de potencia extra que le permite a los pilotos pasar al ataque para superar un adversario difícil o bien defenderse cuando otro más veloz intenta el sobrepaso.

Las calles de San Petersburg –como cualquier trazado urbano– juegan a favor de quien va adelante. Entre muros de concreto, es poco y nada el espacio que queda para generar un adelantamiento. Pero el piloto uruguayo ya dio muestras en 2016 en este mismo escenario de una capacidad asombrosa para ganar centímetros y adelantar rivales.

La competencia volverá a ser feroz este año y para empezar, Urrutia deberá lidiar con el joven Aaron Telitz, quien ya mostró sus armas al ganar la primera pole del año y con ello, plantó bandera dentro del propio equipo Belardi Auto Racing para el que corre el uruguayo.

Grilla de partida - Carrera 1


Piloto, equipo y país
Aaron Telitz, Belardi, EEUU
Kyle Kaiser, Juncos Racing, EEUU
Juan Piedrahita, Team Pelfrey, Colombia
Colton Herta, Andretti Racing, EEUU
Neil Albérico, Carlin, EEUU
Santiago Urrutia, Belardi, Uruguay
Shelby Blackstock, Belardi, EEUU
Pato O'Ward, Team Pelfrey, México
Zachary de Melo, Carlin, Brasil


El piloto uruguayo sigue subiendo peldaños


¿Qué es la IndyLights? Una puerta a lo máximo

El automovilismo estadounidense tiene una escalera deportiva en lo que a monoplazas se refiere denominada Road to Indy ("Camino a la Indy").

El primer peldaño de la escalera es la F2000 a la que acceden chicos de entre 15 y 16 años provenientes del karting. Le sigue luego la Pro Mazda, especialidad que se va nutriendo de los pilotos que ascienden de la F2000 pero también de pilotos que llegan de otras categorías. De hecho, Santiago Urrutia llegó a la Pro Mazda en 2015 proveniente de la GP3 europea.

Luego de Pro Mazda viene la IndyLights. Una categoría clave para todo piloto que tenga en la mira llegar a lo máximo del automovilismo estadounidense: la IndyCar.

La IndyLights ya es cosa seria. Chasis Dallara, motor Mazda capaz de erogar gracias al turbo más de 400 HP, neumáticos de altas prestaciones y velocidades superiores a los 300 km/h cuando la categoría llega a los tradicionales óvalos de EEUU. Tecnología pura.

Por tratarse del paso previo a lo máximo (IndyCar), la IndyLights logra reunir todos los años a jóvenes pilotos que demostraron enorme jerarquía y estos, a su vez, quieren confirmar ante los propietarios de los grandes equipos de la IndyCar que están listos para llegar a lo máximo. Eso hace de la IndyLights una categoría apasionante.