Urrutia: "Pudo ser un golpe feo"

Recordó que este año estuvo en peores momentos y que el objetivo del título sigue intacto

Mario Rosa @mrosasosa
En diálogo con El Observador, Santiago Urrutia fue contundente: "Nada está perdido", dijo, tras el traspié en Watkins Glen cuando todo estaba a pedir de boca.

Su manera de ver las cosas en este momento, tiene sentido. Cuatro meses atrás, cuando el certamen 2016 de la IndyLights transitaba hacia su primera mitad de temporada, el piloto uruguayo estaba 45 puntos abajo del por aquel entonces líder del campeonato, el piloto de Emiratos Ed Jones (Carlin).

Se hacía difícil entonces pensar que el uruguayo podría llegar a Laguna Seca, sede de las dos últimas carreras el próximo 10 y 11 de setiembre, como líder del campeonato.

Es verdad que a instancias de lo que el piloto y su equipo Schmidt Peterson Motorsport mostraron en Watkins Glen el pasado sábado, Laguna Seca podría recibir al joven piloto compatriota con una renta al frente del campeonato suficiente como para ponerlo a resguardo de cualquier imprevisto.

Pero el imprevisto –tan de la mano con este deporte- ocurrió en Watkins Glen. Un neumático nuevo –al igual que los otros tres que le colocó el equipo- defeccionó apenas iniciada la competencia. Seguramente un defecto de origen.

"Así es el automovilismo", aseguró Santiago Urrutia. Y agregó: "si fuera a ganar todas las carreras, entonces sería muy fácil".
Reconoció que le llevó un tiempo digerir la decepción: "tenía un auto muy competitivo. Lo comprobé en la clasificación donde hicimos la pole pero también tenía la segunda vuelta rápida".

Pero la amargura pasó y se viene Laguna Seca: "voy a ir de la misma forma que vine a Watkins Glen que es además la misma manera que hemos encarado cada carrera este año: a ganar".

Santiago Urrutia, lo hemos visto en su carrera deportiva, está preparado para los duros reveses. "Este año vivimos momentos muy duros. Empecé mal, no se daban las cosas y se pudo revertir. En realidad, este año estuve en momentos peores que este. Hoy sigo siendo el líder del campeonato con un punto de ventaja. Pero pudo ser peor...pude haber perdido la punta del campeonato", reflexionó.

Insistió con algo importante: "el equipo está comprometido con el mismo objetivo que es salir campeones".

Aseguró que en la tradicional charla post carrera con su ingeniero de pista, éste le aseguró que para Laguna Seca tendrá un auto tan competitivo como el que ha exhibido en las tres últimas fechas.

En cuanto al desgaste prematuro del neumático y posterior reventón, Santiago Urrutia indicó que el desenlace pudo ser feo: "en la primera vuelta advertí las ampollas. Es raro que suceda algo así pero sucedió. No es culpa de nadie. Traté de manejar muy suave, de cuidarla, pero se reventó. En ese momento venía en un curvón en quinta velocidad y con el acelerador a fondo. Pude desviar el auto y evitar el golpe frontal contra el muro. De hecho, pude llevarlo a boxes para cambiar neumáticos, seguir y terminar 12. Pero pudo ser un golpe feo y romper todo el auto".

Lo máximo: prueba un Indycar

Consecuencia de su sorprendente primer año en la IndyLight, el Schmidt Peterson Motorsport invitó a Santiago Urrutia a probar el monoplaza de la IndyCar titular del equipo. La jornada será este jueves en el autódromo de Sonoma. IndyCar es la máxima categoría en USA y Urrutia trata de llegar a ella en 2017.

Populares de la sección