Urrutia, en nombre de Gonchi

El piloto uruguayo correrá este año en Indy Lights por el equipo Schmidt Peterson, buscando el ascenso a la máxima categoría de monopostos de Estados Unidos
Se acabó la espera. Santiago Urrutia presentó ayer los detalles de su temporada n la IndyLights, último escalón antes de la IndyCar Series, la máxima categoría de monopostos de EEUU. Fueron meses de trabajo fuera de la pista, en los que el talento del coloniense solo servía indirectamente, para convencer a los sponsors que valía apostar al mejor piloto uruguayo y, sacando el fútbol, uno de los deportistas nacionales compitiendo a mayor altura en el mundo. Así se llegó a los US$ 600 mil necesarios para competir y, desde el 11 de marzo, Urrutia correrá por la escudería Schmidt-Peterson.

Y pese a que es Indylights, la palabra Indycar aparece por todos lados. Es la meta de Urrutia y el norte de los fanáticos del automovilismo o del piloto, esos que no quizás no manejan los códigos del deporte pero saben que es, junto a la Fórmula 1, el gran foco de los autos de fórmula. Está el recuerdo de Gonchi Rodríguez, que brilló brevemente en la categoría antes de morir en Laguna Seca. Y como todo se une con todo, Urrutia ganó en ese circuito el título de ProMazda, que le permitió dar el salto de categoría. Y además, ayer también anunció que será embajador de la Fundación Gonchi Rodriguez. Por dos caminos, entonces, la temporada 2016 será un homenaje a Gonchi.

Fueron meses difíciles para Urrutia. Nuevamente, como cada año de su carrera, la incertidumbre sobre su futuro estaba sobre la mesa. La chance de seguir compitiendo se traducía en números. Así fue con la F3 Open, con la GP3 y la entrada al circo Fórmula 1. También fue en dólares la decisión de saltar a Estados Unidos para la Road To Indy, y el inicio por el camino de la ProMazda, donde los costos se reducían a la mitad respecto al GP3. Y sobre todo, le daban la chance de que fuera el talento de Urrutia, y no el peso del dinero, el que influyera su triunfo.

Urrutia respondió: ganó el título de ProMazda y se ganó el derecho a una "beca" por la mitad de un presupuesto de IndyLights. Varios equipos pasaron sus ojos en él, pero fue Schmidt Peterson el que ganó la pulseada. Santiago respondió con el segundo mejor tiempo de pretemporada, ante pilotos que ya tienen por lo menos un año en la categoría. Pero faltaba cerrar el otro 50% de presupuesto, algo debajo de los US$ 600 mil. Se logró, y Urrutia otra vez podrá sumar argumentos dentro de las pistas.

"Se acabó la espera. Fue larga pero siempre tuve la idea de correr en Indy Lights. Recibir la beca de ProMazda me dio el impuso para estar. Los equipos me querían, recibí varias ofertas, lo que me hizo dudar un poco a ver cuál iba. Me decidí por Schmidt, que los últimos seis años ganaron cuatro campeonatos y los últimos dos terminaron segundo. Tienen el mismo hambre que yo para ser campeón", le dijo el coloniense a Referí, durante el anuncio del equipo y del auto con el que va a competir.

"Ganar no te asegura conseguir el presupuesto. Han sido años muy duros y van a seguir siendo en el tema sponsors, hoy está más complicado en ese sentido. Siempre que me dicen que me van a apoyar agradezco muchísimo, porque sé el esfuerzo que hacen. Voy solo en el auto pero es un equipo, si no tuviera el apoyo no pudiera competir, si no tuviera un equipo competitivo tampoco", explica el coloniense.

Para el uruguayo comienza ahora una nueva batalla. De ser campeón este año tendrá medio presupuesto asegurado para la Indycar, aunque como los costos casi que se duplican, también tendrá que reforzar el trabajo comercial. "Tengo el camino allanado de saber que si me va bien mi equipo va a ser el primero en darme una butaca. Pero tengo que esforzarme al máximo, los 16 o 17 rivales saben lo mismo que yo, que si ganan van a la Indy. Van a estar dando todos el 100%. No me puedo equivocar en nada y tengo que ser competitivo", agregó.

Pero a pesar de que el objetivo está en la categoría previa, todo hace pensar en dar el salto el próximo año. "En monopostos está la Fórmula 1 y la Indycar. Para mí es un privilegio estar en un equipo que también está en la categoría superior. Llegué al taller y estaba mi auto y al lado estaba el de Indycar. Es como un jugador de futbol juegue en España y se cambie al lado de Cristiano Ronaldo", explica.

Pero los sueños de Santiago van más allá. "Mi sueño es la Fórmula 1 y después enseguida la Indycar. Yo estoy al lado de la IndyCar. Hay muchos que de ahí han pasado a la Fórmula 1" agrega, y confiesa que intenta no pensar en un hipotético 2017 en la máxima categoría: "Todavía no me quiero imaginar porque me quiero concentrar en este año, pero lo pienso todo el día, cuando podré correr las 500 millas".

el campeonato
Carrera Fecha Tipo Días
Birmingham Tests Circuito 5/3
St. Peterburg 1 y 2 Callejero 11-13/3
Avondale 3 Óvalo 1 y 2 /4
Birmingham 4 y 5 Circuito 23-24/4
Indianapolis 6 y 7 Circuito 13-14/5
Indianapolis 8 Óvalo 26-27/5
Lexington Tests Circuito 7/6
Elkhart Lake 9 y 10 Circuito 24-26/6
Iowa Speedway 11 Óvalo 9-10/7
Toronto 12 y 13 Callejero 15-17/7
Lexington 14 y 15 Circuito 29-31/7
Boston 16 Callejero 2-4/9
Monterrey 17 y 18 Circuito 9-11/9

Acerca del autor