Urrutia juega el otro Mundial

Comienza en Cataluña una durísima prueba para Santiago Urrutia, en una categoría que integra el circo de la Fórmula 1

Braga, Portugal, Campeonato Mundial de Karting 2010. Un adolescente que acababa de cumplir 14 años, probaba suerte en una de las pruebas más difíciles que un piloto puede afrontar.

El jovencito, sabiendo que otorgaba ventaja a colegas mejor preparados y equipados, se dedicó a girar en las sesiones de entrenamiento con la libertad de quien no tiene nada para perder. Mientras tanto los miembros de su delegación –escasos, pero con varios mundiales de karting encima- moderaban considerablemente sus expectativas.

Cuando los resultados de la tanda de entrenamiento finalmente estuvieron disponibles, Rafael Barbarita y Flavio Bonavena, conscientes del reto que enfrentaba, empezaron a buscar a su compatriota desde la última página, pero el uruguayo no aparecía. Tampoco en la penúltima, ni en la anterior, y así hasta llegar a la segunda. ¿Habrá un error?, se preguntaron. Pero por curiosidad, pasaron a leer la primera.

Santiago Urrutia Lausarot –que lucía desconforme con su rendimiento- había realizado el tercer tiempo entre los 80 mejores pilotos de karting del mundo. Ese fin de semana, que lo validó como piloto frente a sus colegas, la prensa especializada y sus patrocinadores, quedará entre sus mejores recuerdos.

A partir de este, Santiago enfrentará otra de las grandes pruebas de su carrera deportiva. El joven piloto, que a fines de agosto cumplirá 18 años, ha sorteado con éxito su pasaje del karting al automovilismo mayor con actuaciones destacadas en series preliminares como la Fórmula Abarth o la F3 Open europeas.

El director del equipo Koiranen GP ha establecido claramente que su objetivo en esta temporada será sumar puntos, quitando presión sobre podios y mucho menos victorias. Está mejor preparado que nunca -física y mentalmente- para domar los 400 caballos del auto de GP3, sin desgastar excesivamente las delicadas cubiertas que Pirelli diseñó para la categoría. Conoce además los circuitos que recorrerá en el año a excepción de Sochi (en construcción) y de Hockenheim (que alterna en el calendario con Nürburgring) gracias a sus experiencias europeas anteriores.

Pero el gran desafío que enfrentará no estará en la potencia, en las cubiertas o en los circuitos: serán sus 26 rivales que irán a todo o nada desde la primera hasta la última carrera, conscientes, al igual que Santiago, de lo que significa la Serie GP3 como vidriera para seguir escalando en el automovilismo mundial.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios