Urrutia abandonó pero sigue liderando

Indianápolis. El debut en el óvalo no terminó de la manera esperada pero aun es puntero del torneo

La novena fecha del Campeonato Pro Mazda trajo el primer abandono de la temporada para Santiago Urrutia. El óvalo Lucas Oil de Indianápolis representó un duro desafío para el piloto uruguayo, inexperiente en este tipo de pista, y para su equipo Pelfrey que no encontró una puesta a punto adecuada.

Urrutia contó por momentos con un auto subvirante, que se iba de trompa en las curvas, y en otros perdía la cola. En una de estas circunstancias tocó levemente el muro exterior, aunque lo suficiente para que la rotura motivara su abandono.

El piloto uruguayo completó apenas 27 giros de los 90 pactados, finalizando en la 15ª posición. Se mantiene al frente del campeonato, aunque ahora su margen es de ocho puntos sobre el californiano Neil Alberico.

"Fue un fin de semana muy complicado. La verdad es que nunca encontramos el auto con el equipo, por lo que el objetivo era llegar. Lamentablemente cometí un error, el auto se fue un poquito de cola, toqué el muro y rompí una llanta. No tuve más opción que abandonar", relató Urrutia desde Indianápolis.

"Ahora hay que seguir trabajando para seguir siendo competitivos y el objetivo de ganar el campeonato se mantiene", finalizó el piloto oriundo de Miguelete, Colonia.

El viernes Urrutia tuvo la oportunidad de abrir la marcha en la vuelta preliminar de la "Freedom 100", competencia de Indy Lghts en el Indianápolis Motor Speedway y carrera previa a las "500 Millas de Indianápolis".

Urrutia llegará hoy a Uruguay donde mantendrá varias reuniones con sus patrocinadores. La próxima competencia del calendario está prevista para el fin de semana del 12 al 14 de junio en el circuito callejero de Toronto, Canadá.


Acerca del autor

Comentarios