Unos Teros bien sólidos

Uruguay venció 34-9 a Brasil, mostrando buen juego, y lidera el Sudamericano

Los Teros pasaron una dura prueba el sábado en Bento Goncalves: le ganaron de visita 34-9 a Brasil y mantienen el liderato de la primera fase Sudamericano de Selecciones, antes de enfrentar a Chile de locales por la última fecha. Pero ante todo, mostraron un crecimiento respecto al partido de una semana atrás ante Paraguay, y más que nada, pensando en la Eliminatoria de agosto, el gran objetivo de los celestes. Uruguay controló completamente los primeros 30 minutos. Se sabía que Brasil venía muy confiado tras la histórica victoria ante Chile, y sobre todo porque lo había controlado con el pack. Por eso Los Teros lo fueron a buscar directamente allí. Con el line y maul, con el pick and go, apostando cuatro veces al scrum tras repetidas infracciones brasileñas. Con eso consiguió un penalty try antes de los 10’, el 7-0, una amarilla para Brasil y sobre todo, el dominio psicológico del partido desde el arranque mismo.

Los Teros siguieron siendo más con el pack y pocos minutos después llegó el segundo try, apostando al line, maul y dos fases de pick and go. A diferencia de la serie ante EEUU, el line demostraba todo lo que puede crecer el equipo cuando tiene obtención. Y cuando finalmente salió el juego por afuera llegó un bonito segundo try: buenos pases en el contacto de lado a lado y try de Lamanna para poner un 19-3 a los 30’ que era justo y que vislumbraba una amplia goleada.

Sin embargo, Los Teros aflojaron. Perdieron un poco de la concentración y la defensa ordenada que habían tenido hasta allí, y además con la pelota, si bien conseguían espacios, erraban el juego de manos para desperdiciar chances. Unos años atrás eso no hubiese sido un problema ante Brasil, pero Los Tupis han crecido lo suficiente como para aprovecharlo: varios penales seguidos, incluido alguno en el scrum, provocaron la amarilla a Sanguinetti y el penal brasileño con el que terminó la primera parte 19-6, que se transformó en 19-9 en el arranque del segundo, y el mensaje de que Brasil estaba en partido.

Los Teros sufrieron un golpe más causando retrocedieron en un scrum brasileño, pero fue la mojada de oreja necesaria para reaccionar. Iban 20 minutos, pero de ahí al final Brasil ya no inquietó. Los celestes apostaron a jugar con el pie y presionar al rival en sus 22, primero para forzar un penal que falló Durán, y luego otro de Prada tras un scrum, que acertó para irse 22-9 y pasar el sofocón. Fue automático: el scrum se recuperó, y si bien no volvió a dominar como en el principio del partido, volvió a ser un arma, a partir de la cual Uruguay consiguió penales para ir al line y desde allí liquidarlo: dos tries más, de Echeverría y Puig, para poner el 34-9 final que le permite a Los Teros seguir como líderes y llevarse un buen aprendizaje respecto a lo que viene en la lucha por clasificar al Mundial.


Populares de la sección

Comentarios