Unánime apoyo a Maglione

Se presentaron 29 de 32 federaciones que votaron por preservar la institucionalidad del ente rector deportivo

El órgano soberano del Comité Olímpico Uruguayo (COU), la Asamblea de federaciones, votó en forma unánime apoyar el ciclo de Julio Maglione como presidente del ente deportivo.

Maglione es titular del COU desde 1987 y es el candidato único a presidente para las elecciones que estaban previstas para ayer pero que la Asamblea votó aplazar. ¿La razón? Una denuncia presentada por Ney Castillo, expresidente de la Federación Uruguaya de Basketball, y Eduardo Labadie, expresidente de la Federación Uruguaya de Taekwondo, reveló que el COU se rige desde 2004 por un estatuto que nunca se aprobó ante el Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

Por esa razón, el estatuto válido y que sigue en vigencia es el aprobado en 1999 en cuyo artículo 10 se establece que los miembros activos deben abandonar sus cargos al final del año civil, en cuyo transcurso cumplan 80 años. Y Maglione los cumplió el pasado 14 de noviembre.

"Se presentaron 29 de 32 federaciones en una muestra de adhesión muy grande, se aprobó todo por unanimidad y se terminó en un cerrado aplauso a Maglione", reveló a Referí un integrante del directorio del COU.

La Asamblea ratificó en todos sus términos las adecuaciones reglamentarias solicitadas y aprobadas por el Comité Olímpico Internacional (COI) y aprobadas por unanimidad por las asambleas generales del Comité Olímpico Uruguayo de fechas 24 de junio de 2004 y 29 de diciembre de 2004, así como convalidar todos los actos realizados desde las mencionadas fechas hasta el presente, y comunicar al MEC a los efectos de su respectivo registro y regularización.

Pablo Ferrari, delegado del rugby, contó a Referí que "el espíritu de la Asamblea fue preservar la institucionalidad del COU, se entendió que con la omisión de registrar las modificaciones al estatuto en 2004 no se quiso perjudicar a nadie".

Ferrari recordó que las modificaciones que se hicieron en 2004 fueron a pedido del Comité Olímpico Internacional (COI) principalmente para adecuar las normas locales de dopaje a las disposiciones del Código de la Agencia Mundial Antidopaje que se creó en 1999.

"Los cambios que se hicieron lejos de detener el andamiaje del COU lo benefició porque sin esas modificaciones Uruguay no hubiera podido participar en ninguna competición internacional desde 2004", dijo.

Ferrari contó que entre los presentes en la Asamblea estuvo Labadie: "Me sorprendió su presencia porque fue uno de los denunciantes y no hizo ninguna pregunta ni se opuso a ninguna de las mociones".

A modo de conclusión, Ferrari dijo que "los dirigentes en Uruguay deberíamos hablar más con los deportistas, preocuparnos más por ellos y buscar planes de desarrollo estratégico y apoyo y no tanto en estas cuestiones que no aportan nada y que en definitiva se trata de una denuncia individual que no fue respaldada por las federaciones respectivas", dijo.

Ahora el COU necesita que el MEC apruebe la modificación de su estatuto antes del 21 de noviembre, fecha en que se vence el plazo para realizar las elecciones. ¿Y si no lo logran? "Vamos paso a paso", dijo un miembro del directorio. Estamos enfocados en que se logre esta aprobación. Además, Maglione ya se ha comunicado con el COI para informar lo que pasó y le dijeron que el estatuto de 2004 es válido ante ellos".


Acerca del autor