Una zarina finalista y con ganas de seguir

Yelena Isinbayeva se metió en la final con una marca de 4,55 m y dejó entrever que tal vez no se retire

La rusa Yelena Isinbayeva, dueña del récord mundial de salto con garrocha y favorita para llevarse el título del Mundial de Moscú, se clasificó el domingo a la final de la prueba y además dejó entrever que podría echarse atrás en su decisión de retirarse al final de esta competición, incluso si gana su tercer título.

La saltadora de 31 años, dos veces campeona olímpica y dominadora de la especialidad desde hace casi una década, avanzó con una marca de 4,55 metros.

Quienes no pudieron alcanzar esa altura se quedaron afuera de la final que se disputará mel martes a la hora 12.35 de Uruguay.

Isinbayeva tendrá tres durísimas rivales: la cubana Yarisley Silva, la estadounidense Jennifer Suhr y la brasileña Fabiana Murer.

Silva, medalla de oro de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, tiene el mejor registro del año: 4,90m (el 8 de junio, en Hengelo).

Suhr fue quien la destronó de su reinado olímpico el año pasado y este año, además, le arrebató uno de sus récords mundiales, el de pista cubierta. Llegó con la segunda mejor marca de la temporada: 4,80. 

Murer, por su parte, saltó este año en 4,73 m pero supo hacerlo en 4,85 m cuando ganó el oro en el Mundial de Daegu 2011.

Isinbayeva, quien batió 28 récords mundiales en su carrera y es la única que superó los cinco metros (tiene la plusmarca en 5,06 m desde 2009) saltó este año en 4,78 m en Ostrava.

Y el domingo sorprendió en conferencia de prensa:  “No pienso sobre el final de mi carrera porque soy Géminis. Los Géminis cambian de opinión muy fácilmente”, dijo.

El mes pasado había anunciado que esta sería su última competencia oficial. Tal vez la decisión, ahora, dependa de cómo le va a la diva rusa en la final del martes.



Populares de la sección

Comentarios