Una visita inesperada

Cumbre. Ache, que no suele ir a las prácticas, estuvo ayer en Los Céspedes para hablar con Pelusso

Eduardo Ache, el presidente de Nacional, suele evitar invadir el espacio que pertenece a los jugadores y técnicos, al menos en público. Lleva muchos años en el fútbol y sabe que cada detalle puede ser un mundo. Sin embargo, desde que volvió en diciembre de 2012 a la presidencia del club tuvo que aparecer más de una vez para mostrar respaldo en las instancias más difíciles.

Aunque Gerardo Pelusso, el actual técnico de Nacional no lo necesite por su pasado ganador y la trayectoria que le avala, tras la derrota del sábado 3-2 ante Wanderers hizo que el domingo de mañana fuera diferente en Los Céspedes, porque llegó el titular del club hasta el complejo deportivo para hablar con el entrenador.

El presidente está tan preocupado como el técnico sobre la situación por la que atraviesa el plantel más numeroso, costoso y completo de los que juegan el Campeonato Uruguayo.

Ache no quiso hablar sobre su visita y el momento del equipo. Luego el técnico se refirió a la reunión, pero la consideró como una situación normal que el presidente esté preocupado por los resultados.

El objetivo de Nacional, y ya lo demostró con las formaciones que puso en cancha, pasa por conquistar el título del Campeonato Uruguayo, porque significa cortar el bicampeonato de Peñarol y aumentar una estadística favorable desde 1998 a la actualidad para el equipo tricolor.

Nacional, que el fin de semana enfrentará a Juventud, está a dos puntos de los líderes en el Clausura y a cuatro de Danubio en la Anual.

Una visita repetida

La primera vez, tras regreso al club, que Ache tuvo que ir a Los Céspedes en situaciones críticas fue el 26 de febrero de 2013. En aquel momento llegó para respaldar a Gustavo “Chavo” Díaz. Dos semanas después la directiva lo cesó. Ache también estuvo en Los Céspedes el 1° de noviembre en un almuerzo con Rodolfo Arruabarrena. En aquella ocasión acompañado por José López Rubio. El argentino se fue al final del Apertura. Ahora, con triunfos Pelusso tiene el desafío de romper el molde y que la visita del presidente solo sea una anécdota más. l


Populares de la sección

Comentarios