Una sub 20 con poca experiencia de Primera

Juveniles. El plantel celeste cuenta con tres jugadores que militan en el exterior, pero la mayor parte del equipo no completó 10 partidos en la máxima categoría

Se podrá hablar con los jugadores, trabajar desde el punto de vista psicológico. Quitarles de encima la mochila de un pasado de gloria. Mencionarles que serán los encargados de escribir su propia historia. Pero cuando salgan a la cancha los invadirá la sensación de responsabilidad que implica representar al país. Es ese instante único que conocen los que se paran frente a la bandera y escuchan las primeras estrofas del himno nacional.

Ayer como hoy, la responsabilidad de los jugadores de la selección sub 20 que jugarán el Sudamericano de enero es la misma. Sin embargo, a diferencia de lo que sucedió hasta el momento, hay un detalle que no pasa desapercibido: la localía. Un elemento que para muchos podría ser favorable pero que, en el fondo, implica un aumento de la responsabilidad.

“Por supuesto que es tema de charla con los psicólogos porque este campeonato es diferente a todo lo que hemos vivido hasta el momento. Hablamos de los objetivos que tenemos por delante, de la responsabilidad y exigencia que tiene la categoría y el hecho de jugar de locales”, reveló el técnico Fabián Coito a El Observador.

Entonces, el grupo se encontrará con una realidad sumamente distinta a la de los fines de semana. La inmensa mayoría del plantel seleccionado que conduce Fabián Coito está acostumbrado a jugar bajo el silencio de las tribunas despobladas de los encuentros de Tercera división. En enero cambiará el panorama. Y tendrán que acostumbrarse a jugar ante un público como el uruguayo que, encandilado por las imágenes de la selección mayor, reclamará ganar. Es una realidad.

Partidos en Primera

La gente, cuando se sienta en la tribuna, no toma en cuenta la poca experiencia que puedan acumular los jugadores de una selección sub 20. Van a ver la camiseta, el país, y lo quieren ver ganar.

Para nada tomarán en cuenta que hay jugadores del plantel que ni siquiera debutaron en Primera.

El jugador con más experiencia es Jaime Báez, delantero de Juventud de Las Piedras, que suma 67 encuentros en Primera división, seguido por el tricolor Gastón Pereiro con 29. La diferencia entre ambos es que el jugador de Nacional ya conoce el negocio de jugar a nivel internacional, ya que disputó seis encuentros de copa.

Y si bien la mayoría de los integrantes del plantel debutaron en Primera, no son muchos los que tienen más de 10 encuentros.

El antecedente de 2003

La condición de local cambia el escenario. Por ello la “comparación” que se puede realizar del grupo que jugará el torneo es con la sub 20 que disputó acá el Sudamericano del año 2003.

En aquel equipo, que dirigía técnicamente Jorge Da Silva, había jugadores de la categoría de Carlos Diogo, Guillermo Rodríguez, Jorge Malaka Martínez, Cebolla Rodríguez, Richard Porta, Carlos Valdez y Carlos Grosnile, con el paso del tiempo devenido en Grossmüller.

La principal estrella del equipo venía del exterior y era Rúben “Pollo” Olivera, que ya era jugador de la Juventus de Italia. El Pollo había debutado en Danubio dos años antes del Sudamericano.

La selección actual cuenta con tres jugadores que militan en el exterior: Diego Fagúndez con 90 partidos en el primer equipo de New England Revolution de Estados Unidos, Rodolfo Combe, que no debutó en el primero de Vélez, y Ramiro Guerra, que juega en la filial de Villarreal, que compite en el ascenso de España. l

 


Fuente: Jorge Señorans - pampajs@hotmail.com

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios