Una prueba de superación

Tras levantarse de una sanción por dopaje, el alero de Bohemios se transformó en goleador de su equipo
Gastón Semiglia era un niño inquieto y a su padre le pareció que la mejor forma de canalizar esa energía era jugando al básquetbol. "Se ve que castigaba mucho a mis dos hermanas", recuerda a las risas el alero de Bohemios. Así terminó en la cancha de Marne. Y así empezó la historia del jugador más evolucionado que tiene hasta ahora la Liga Uruguaya.

Semiglia, de 23 años, juega su cuarta Liga. La última que había disputado fue la de 2013-2014, también con el albimarrón. Ahí promedió solo 2,5 puntos en 19 partidos. Ahora, en 16 encuentros, promedia 14,5 y es el máximo anotador de su equipo.

"Todo pasa por la confianza que me dan mis compañeros y el técnico (Federico Camiña). A lo largo del campeonato, los roles se fueron invirtiendo y ahora me toca que la pelota pase más por mis manos y tomar las últimas decisiones", cuenta a Referí.

Bohemios no pudo entrar entre los ocho primeros que juegan la Súper Liga y ahora disputa la permanencia ante Urunday Universitario, Aguada, Olimpia, Atenas y Tabaré para evitar los tres descensos en juego.

"Tuvimos muchos altibajos, cinco partidos perdidos en la última pelota. Después nos dolió arrancar perdiendo el Permanencia (90-92 con Atenas), pero nos repusimos contra Tabaré y Urunday y demostramos que el equipo está para más", afirma.

A la hora de elegir el mejor partido de la temporada, no se queda con el triunfo ante Trouville de la quinta fecha (66-64) sino con 100 a 94 del martes ante Urunday.

"Con Trouville son partidos lindos porque hay pica", dice.

Y Semiglia sabe de pica. "Cuando ponés un pie en Marne te dicen que no importa bajar ni jugar bien sino ganarle a Yale como sea. Barrio-barrio, cantina-cantina", cuenta a las risas.

En el rojo de Jacinto Vera debutó en 2007, con 15 años, en tercera división de la mano de Esteban Yaquinta.

Pero recién en 2009 asumió un mayor protagonismo en el equipo, con Javier Isis como entrenador.

Sus condiciones lo llevaron a debutar en Montevideo en Liga Uruguaya, en la temporada 2010-2011. En la siguiente temporada en el rojo del Mercado, luego de defender a Larrañaga en el Metropolitano, dio positivo de cocaína en un control antidopaje y estuvo dos años suspendido.

"Fue algo de lo que saqué enseñanzas, para darme cuenta de la gente que estaba al lado mío. Los que siempre están te fortalecen y es algo que trato de olvidar", comenta.

En Marne, su refugio, el lugar que le dio a sus amigos, volvió a sentirse jugador para disputar el Metropiolitano 2013.

"Armamos un equipo para mantener la categoría y lo logramos", recuerda.

A continuación retornó a la Liga, en su primera incursión por Bohemios donde fue un actor de reparto.

El año pasado empezó su despegue. En Marne pasó de promediar, en 2013, 7,7 puntos a meter 20 unidades por partido.

"A 25 de Agosto le hice dos veces 36 puntos", informa.

Pero 2015 ha sido un año a pura superación.

Unión Atlética lo llamó para jugar el Metro: "No lo pensé, llegué a un cuadro con mucha gente, con historia y cumplimos el objetivo de ascender".

Semiglia promedió 17,6 puntos y el equipo liderado por el estadounidense Kristian Clarkson, ahora en Trouville, se llevó el segundo cupo de ascenso para la Liga Uruguaya 2016-2017.

A Verdirrojo le dejó una marca indeleble: 39 puntos, la mejor producción goleadora de su carrera.

Así llegó a Bohemios. A un presente que lo encuentra en su mejor momento.

En 11 de sus 16 partidos anotó 10 o más puntos. Y en los últimos tres mejoró sucesivamente sus mejores registros goleadores en la Liga: 21 a Atenas, 28 a Tabaré y 34 a Urunday Universitario.

Semiglia insiste en relativizar su marcada evolución: "Todo jugador con mayor o menor nivel de confianza rinde distinto. Ha pasada con grandes jugadores, pero la entidad de jugador sigue siendo la misma. Yo siento que cada año que pasa tengo más confianza y a eso se suman los minutos y la experiencia".

Fuera de las canchas, el alero de Bohemios se prepara para el después: "Estoy terminando primer año de Pscología", cuenta el sorprendente goleador albimarrón que lidera la ilusión de permanencia de su equipo en la Liga.

Las cifras

34 Puntos. Son los que anotó el martes ante Urunday Universitario con los que mejoró, por tercera vez al hilo, su mejor marca en la Liga Uruguaya.

39 Puntos. Este año, con Unión Atlética por el Metropolitano, estampó su récord de anotaciones ante Verdirrojo. Con Marne le hizo dos veces 36 a 25 de Agosto en 2014.

La frase

"Este año jugamos juntos el Metro en Unión Atlética y ya anduvo a gran nivel, ahora es el referente en ofensiva del equipo y entrena con una gran conducta deportiva".
Germán Cortizas, base de Bohemios

Lo que viene: Olimpia

Bohemios jugará este sábado como local, hora 21.15, ante Olimpia por la cuarta fecha del Reclasificación-Permanencia donde los tres primeros jugarán playoffs por el título y los tres últimos descenderán. "Olimpia tiene un equipo muy duro en defensa, muy aguerrido, con un ataque donde cuenta con un jugador como (Marcus) Elliott que está muy claro", dice Semiglia. En el Clasificatorio Olimpia le ganó 80-78 en un partido donde el albimarrón erró libres claves sobre el final. Semiglia anotó entonces ocho puntos mientras que Elliott puso 28 tantos en el alas rojas.



Acerca del autor