Una prueba de fuego

Peñarol y Nacional no tendrá policías en el Estadio y los dirigentes "prenden velas"
El operativo de seguridad para el clásico del domingo entre Peñarol y Nacional a jugarse a la hora 15.30 en el Estadio Centenario tiene preocupados a los clubes y a la AUF. La decisión de que la Policía solo custodiará el ingreso de las hinchadas y permanecerá afuera del Estadio Centenario le quita el sueño a más de uno.

El clásico, puertas adentro, será custodiado por 190 guardias de la seguridad privada discriminados así: 90 los aporta la AUF, 50 Peñarol y 50 Nacional. Con la proyección de que habrá 50 mil personas el domingo, la relación es que habrá un guardia cada 263 hinchas. No estarán armados y tendrán un chaleco distintivo.

"Que el clásico no tenga policías es insólito. Es como querer que no te roben la casa pero le sacaste las rejas, la alarma y la cerradura de la puerta. El domingo vamos a prender velas para que no pase nada", reconoció a Referí el presidente de la Comisión de Seguridad de Peñarol, Julio Luis Sanguinetti, que destacó que será una prueba de fuego para el protocolo de seguridad firmado entre el fútbol y el Ministerio del Interior.

En ese sentido, los responsables de seguridad de ambos clubes y de la AUF manifestaron al Ministerio el martes en la reunión de seguridad su preocupación por la posibilidad de que haya incidentes. La medida de eliminar la Policía de adentro de los estadios es un paso central del protocolo.

Hizo su juego en el inicio

Del acta de la reunión de Seguridad firmada en la AUF el pasado martes por Nelson Telias, Edgar Ten-Hoever, Rúben Barceló, Juan Lema Benso, Juan Vernego (en representación de la AUF), José Luis Otero (por los funcionarios de recaudación), Wilson Miraballes (por Nacional), Nicolás Castiglioni (por Peñarol), Pablo Vichi y Alfredo Clavijo (por el Ministerio del Interior), se desprenden varios puntos claves.

La tribuna Olímpica tendrá un pulmón controlado por personal de seguridad de Peñarol contra la Tribuna Colombes, al tiempo que en las escaleras entre la Olímpica y la Ámsterdam se ubicarán cinco funcionarios de la guardia privada. Además, a la tribuna Olímpica no podrán asistir personas identificadas con los colores de Nacional.

Los únicos policías que estarán dentro del Centenario serán los encargados de custodiar el trabajo de los árbitros, el personal de recaudación y puertas de acceso.

El operativo de seguridad tendrá dos jefes separados por anillos. El primero comprende todo el estadio hasta las veredas y será responsabilidad del capitán Silver Mattoso. El segundo comprende las afueras del estadio hasta la zona de exclusión y estará a cargo del Comandante Mayor Mario D`Elía.

La inspección al Estadio Centenario será a la hora 9.30 y estará a cargo del Mayor Pablo Vichi.

Los hinchas del equipo perdedor deberán retirarse primero y en caso de igualdad tendrán prioridad los visitantes, ya que son menos personas, en este caso los hinchas de Nacional.

Los tricolores se irán por Avenida Italia y Ricaldoni mientras que la evacuación de los carboneros será por el polígono de tiro.

El veedor de seguridad del partido será Rúben Barceló.

Populares de la sección