Una postal de fútbol

River goleó a El Tanque con tres goles de Santos y uno muy emotivo de Schiappacasse

Michael Santos, autor de tres goles, se robó todos los aplausos de la tarde en el Saroldi, pero la imagen más emotiva del triunfo 4-0 de River Plate frente a El Tanque sucedió en el palco: Blanca Oliva, la mamá de Nicolás Schiappacasse, lloraba lágrimas de emoción después del gol de su hijo, el primero en Primera división del juvenil de 16 años.

Parada junto al muro escuchaba la radio con auriculares y recibía el saludo de los darseneros, incluido el presidente Renzo Gatto. “En este momento recuerdo el sacrificio que hizo para llegar, las lesiones, cómo sufrió en el Sudamericano”, contó la mamá.

El pibe de Cordón, que jugó en Universal de Paso Molino antes de llegar a River Plate, marcó el tercer gol, unos minutos después de ingresar por Leandro Rodríguez. Definió a lo crack, acomodando el cuerpo para luego, con los ojos bien abiertos, tocar contra un palo.

Una postal que solo puede regalar un club de barrio. Porque dentro del súper profesionalismo que existe en el mundo del fútbol, Uruguay todavía guarda estas expresiones que alimentan el corazón.

Desde la humildad, la buena gestión de los dirigentes y el trabajo del cuerpo técnico liderado por Guillermo Almada, River Plate se ubica segundo en la tabla de posiciones del Clausura y tercero en la tabla Anual, a un suspiro de clasificarse a la Copa Libertadores de 2016.

Ayer, el darsenero empezó a ganar a los cuatro minutos de juego, pero recién en los últimos 10 liquidó el partido frente a El Tanque. Entre el primer y segundo gol pasaron 76 minutos en los que River fue superior la mayor parte del tiempo, pero un gol no es ventaja en el fútbol y pasó momentos de zozobra.

Michael Santos, el Pelo para los hinchas, encendió el fuego del goleador cuando estaba empezando el partido en una tarde de otoño titubeante: amagó a llover, salió el sol, refrescó.

La jugada la empezó Marcus Vidal, Marquinhos para los que lo conocen. Gran pase para Leandro Rodríguez, toque atrás y definición de Santos. El carioca Marquinhos empezó como para tener una actuación estelar. Moviéndose como volante por izquierda (aunque es derecho) fue protagonista de interesantes jugadas en el ataque darsenero. Después pasó a la derecha, pero el fútbol de River continuó por la zurda, donde tomó la posta Gorriarán.

El número 27 arrancó varias veces en velocidad, se juntó con Santos y Lea Rodríguez, para generar ocasiones. River pudo aumentar en el primer tiempo, lapso que se cerró con un zurdazo tremendo de Diego Rodríguez que pegó en el ángulo.

En el complemento, Santos falló un penal (falta del golero contra Leandro Rodríguez). Lo tiró alto, porque también se puede equivocar. Y ahí se envalentonó El Tanque. Entraron Surraco y Murillo para acompañar a Burgueño en el ataque y sumaron algunas ocasiones, pero escasa precisión.

Bastó un instante de inspiración de Robert Flores para encaminar al gol a Santos. Luego llegó el de Schiappacasse y el último de Santos, para ponerle un broche de oro a una tarde de talento, goles y emoción.


Populares de la sección

Comentarios