Una olla a presión: si Peñarol no es campeón, adiós a Bengoechea

Pese a estar segundo, el crédito se agota: el técnico sabe que dejará su cargo si no es campeón del Apertura

Peñarol es así. A veces, ni ganando se puede estar tranquilo. Y esta es una de esas veces. El equipo jugó muy mal –nuevamente– y le ganó con lo que pudo a Rentistas sin mostrar prácticamente nada.

"Fue una cagada", se le escuchó decir al presidente Juan Pedro Damiani mientras bajaba la escalera desde su palco en el Centenario y antes de ir hacia los camarines en los que habló durante un largo rato con el técnico Pablo Bengoechea, bastante más que de costumbre, por más que el DT le bajó el perfil en la conferencia de prensa.

Para que quede claro: esa era la situación luego de un partido en el que el equipo ganó y se mantiene segundo en el Torneo Apertura a tres puntos del líder, el eterno rival.

Lo que sucede es que Bengoechea tuvo dos semanas para trabajar en el equipo por el parate de las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, hizo variantes, y todo siguió igual: Peñarol sigue jugando muy mal. En su anterior encuentro, le había ganado con lo justo a Danubio. Entonces es una sumatoria de malos rendimientos que hicieron que Damiani explotara. No fue solo por el partido contra Rentistas.

A esto hay que sumarle los dos casos de indisciplina que hubo en la semana que determinaron que el entrenador dejara fuera del plantel a Sebastián Píriz y Emilio Mac Eachen (ver nota aparte).

"Si no salimos campeones del Apertura, va a ser muy difícil que Pablo (Bengoechea) siga en el cargo", confió una fuente a Referí.

"Ojalá que se le den los resultados, pero ojo porque esto puede suceder antes si le va muy mal en los partidos que restan antes de finalizar el campeonato", agregó.

El que lo tiene más claro que todos es el propio Bengoechea. "En estos 12 puntos se definen muchas cosas", dijo el viernes pasado en conferencia.

El DT –quien firmó contrato hasta fines de junio de 2016– es muy inteligente y conoce como pocos lo que es Peñarol y también Damiani, más allá de las charlas casi diarias que mantiene con el presidente.

Hoy tiene el respaldo unánime de los dirigentes no oficialistas. Todos dicen que debe seguir, pero ese final del Apertura aparece siempre como una meta.

"Con Pablo (Bengoechea) quedamos muy preocupados con la actitud en los primeros 30 minutos en el partido contra Rentistas", dijo el director de fútbol Juan Ahuntchain a Referí.

Bengoechea viene de ser campeón del Torneo Clausura, su primer campeonato desde que comenzó a dirigir al club, lo cual es un mérito pero ya nadie se acuerda de eso porque perdió el Uruguayo a manos de Nacional, más allá de que él insiste en que faltan jugarse 7 minutos de ese partido (lo dijo en la conferencia post partido ante Rentistas el pasado domingo). El fallo salió favorable al rival eterno y así se perdió el torneo. Esos minutos no se van a jugar nunca más.

Como se escribió aquí mismo en su momento, los propios jugadores son los grandes responsables de este rendimiento, tanto o más que el técnico. Pero siempre el fusible es el DT y por más espalda ancha que tenga, todo está a punto de estallar. A veces, ni los resultados logran apoyar cuando no se ve una representación futbolística acorde al esfuerzo económico que se hizo.

Los futbolistas más experimentados en materia ofensiva, Marcelo Zalayeta y Diego Forlán, no muestran lo suyo. El primero hace rato que no rinde –no hace un gol desde hace 12 encuentros–, en tanto Forlán sigue adaptándose al fútbol uruguayo, pero hasta ahora parece haberse contagiado de un nivel pobre, más que demostrar su adaptación.

El presidente Damiani el lunes ya había bajado las revoluciones en la íntima. Con el paso de las horas, la calentura era mucho menor, aunque el martes va a escuchar atentamente –una vez más– en el consejo directivo lo que exponga Ahuntchain que no será nada que no se haya visto el domingo en el Centenario.

"Lo deportivo no acompaña al crecimiento del club en diferentes áreas", disparó Damiani el domingo en Sport 890 (ver 'Así viene creciendo Peñarol').

El tema está planteado así y es muy claro. Lo sabe Bengoechea más que nadie. Ya no solo está obligado a ganar los nueve puntos que vienen (con clásico incluido), sino que también el equipo debe mostrar otra cara. El técnico probó todo, trabajó a destajo, pero en la cancha, el fútbol que él busca y que Damiani quiere, no se ven. El futuro de Bengoechea está complicado.


ASÍ VIENE CRECIENDO PEÑAROL


EL BALANCE
Dio nuevo superávit

El balance que se votó en el consejo directivo de Peñarol hace poco más de un mes, arrojó un nuevo superávit en el ejercicio anterior: US$ 100.000. En los últimos cinco años, el superávit trepó a los US$ 7.200.000. De 2009 a 2014 las pérdidas acumuladas bajaron de US$ 7,8 millones a US$ 500.000.

LAS PEÑAS
Un esfuerzo espectacular

Si bien no reciben apoyo económico del club, las peñas del interior y de Montevideo surgieron de una idea de la institución y apoyan cientos de causas sociales.

EL FUTURO ESTADIO
Cada vez queda menos

"La maqueta más grande del mundo", como la llamó irónicamente el presidente Juan Pedro Damiani para aquellos que no creían en lo que será el futuro estadio carbonero, sigue creciendo a grandes pasos y se espera su inauguración para los primeros meses del año entrante.

LA SEGURIDAD
La Ámsterdam para socios

Desde hace un tiempo a esta parte, Peñarol apostó fuerte a la seguridad interna de sus propios hinchas. El consejo directivo decidió que a la Tribuna Ámsterdam concurran exclusivamente socios de la institución y de a poco, la gente se va acostumbrando a esta medida.

MÁS DE 80.000 SOCIOS
Un crecimiento exponencial

En los últimos años, el padrón de socios ha crecido de manera exponencial. Tanto es así que la institución mirasol hoy cuenta con más de 80.000 asociados, todo un récord. En ello mucho tuvo que ver el trabajo que se hizo en el interior y también ayudaron resultados como, por ejemplo, el vicecampeonato logrado en la Copa 2011.

LOS JUVENILES
Siguen creciendo

Si hay algo que se apostó desde el principio cuando asumió Damiani hace tiempo es a los juveniles. Primero fue Víctor Púa el director general, luego Juan Ahuntchain y hoy Fernando Curutchet. Si se suman todas las formativas, Peñarol hoy lidera la tabla de posiciones 10 puntos por encima de Liverpool.

MARKETING
Cambio de cara

Desde el arribo de Pablo Nieto a marketing y Álvaro Alonso como gerente general, Peñarol fue premiado con 2 EFFIE respecto al resultado en el trabajo, premio a la excelencia a la gestión por el Ministerio de Turismo y la certificación de calidad ISO 9000-2008 otorgada por LFQA de Austria y Latu de Uruguay.


Populares de la sección

Acerca del autor