Una olla de grillos

Las distintas reacciones de los uruguayos en caso de una derrota o una victoria ante Bolivia en La Paz

Las distintas reacciones de los uruguayos en caso de una derrota o una victoria ante Bolivia en La Paz

Uruguay se metió solito en la olla de grillos. Nadie lo empujó. Acaso los resultados, en uno de los juegos donde los mismos determinan el destino de los protagonistas, colaboraron para generar esta olla de grillos que se sacudió y que no parará de sonar.

La resonancia dependerá del resultado. Será tremenda para los oídos y se irá silenciando con el paso del tiempo. Como antes, como siempre. Es la realidad. De hecho, Tabárez está donde está porque Saborío no la metió en el Centenario en aquel sufrido repechaje.

Es que al margen de su capacidad, demostrada, la que manda es la cultura del resultado. Uruguay es así. Tabárez rinde examen partido a partido, como si no alcanzaran las pruebas de lo que armó. Porque esto no lo armaron los dirigentes, tampoco colaboraron los periodistas que poco pito tocan en esto al margen de que muchos se piensan que tiene la misma importancia que los que juegan. No, lo armó con su cuerpo técnico.

Y la cultura del resultado se volvió a alimentar por estas horas. Una declaración del presidente Sebastián Bauzá en Santa Cruz, causó revuelo. Y al margen del valor periodístico del que consiguió la noticia, vale preguntarse qué hacer si el resultado en La Paz no es el adecuado.

¿Hay que romper todo? ¿Hay que tirar todo lo que se hizo? ¿Nada sirve? ¿Hay que llamar a cualquier jugador que se encuentre de racha? Es bueno preguntárselo antes de que termine el partido con Bolivia.

¿Qué hacemos si perdemos?  Lo escucho.


Fuente: Jorge Señorans, enviado a La Paz

Populares de la sección

Comentarios