Una mañana a lo Juan Ramón: le preguntó las tablas a sus jugadores

El DT de River realizó un ensayo táctico con su estilo; hay 10 jugadas nuevas y palabras claves para confundir a los rivales

"Para, para... ¿qué hiciste? ¿qué fue eso?". El jugador lo mira como diciendo no hice nada. Carrasco viene trotando con la pelota bajo control. Y empieza a explicar. "A ver, si ustedes saben que el tipo trabaja así, ¿ustedes no quieren jugar con el tipo? Olvídense de que es JR el que se los pide, pero hagan los que es pide el tipo".

Los jugadores de River se miran. Nadie hace bromas. Juan Ramón Carrasco parece poseído. "Miren que no es un reto, viste cuando te portás mal y tu viejo o tu madre te llama la atención, bueno se los digo así para que les sirva", acota el entrenador de los darseneros.

La magia está intacta. Carrasco está de regreso. Y el ensayo táctico de cara al inicio del campeonato fue un espectáculo. Hay cosas que no cambian. Como cuando lo tomó del brazo a Michael Santos y le explicó: "Ves Pelo, si yo hago esto de meter la pelota ahí, la va a agarrar el golero". Y ante la mirada incrédula de todos, JR se pega un pique corto y tira el centro de su sello que termina en gol.

Y entonces explica, ahogado por la corrida, "¿viste lo que cambió esto? Por eso es la idea y esta es la explicación".

River se prepara. River se afina. Y la expectativa está generada. Los aficionados se preguntan si Carrasco volverá con lo viejo y conocido o si sorprenderá con nuevas jugadas.

Palabras claves

El Observador fue testigo de lujo del trabajo táctico destinado a repasar cada una de las jugadas destinadas a lastimar al rival. Fueron 10. De un lado y del otro. Demandaron dos horas de trabajo. Con JR como protagonista, como siempre.

¿Hay cosas nuevas? Sí, claro. En todo este tiempo inactivo Carrasco agregó más acciones al libreto conocido.

Ahora hay freno para determinadas acciones. Antes era todo vértigo. La figura del 10 se mantiene intacta, pero ahora agregó otros protagonistas. Y hasta hay palabra claves. Códigos, como en el básquetbol vio. Entonces cada jugador sabe lo que tiene que hacer cuando sus compañeros le gritan la palabra clave.

"Dámela Santiago. Yo voy a ir explicando, pero tranquilos", les dice a los titulares. "Puede pasar que muchas veces no hay de primera. Esa jugada siempre va a salir. La del 9 va a salir", le dice Carrasco a sus dirigidos que interpretan lo que habla su entrenador.

A ensayar

Primero se realizaron las repeticiones de cada una de las jugadas y luego JR los dejaba jugar. Pero con una condición. Cada vez que sonaba el silbato debían aplicar una de las tantas jugadas aprendidas. "No se trata de jugar por jugar, porque para eso me quedo acá parado, tiro un pelotazo y vemos si ganamos. ¿Ustedes quieren ganar así?", preguntó con su particular chaleco rojo y el silbado en la mano.

"Bueno, vamos a acomodar esto porque en los partidos veo que pasa. Acá hay mucha gente, bueno, entonces acá se armó la jugada rapídimo", dice el entrenador de River.

La práctica sigue su curso. Todas las acciones son ofensiva, los defensas miran y marcan pasivo. No reciben indicaciones más allá de sacar la pelota rápido para empezar una y otra vez con la mira en el arco de enfrente. Los goleros son humillados a goles.

"Esto es como en el estudio. En todo examen el maestro te pregunta si estudio. Entonces hay que estudiar. A ver, vos" -le dice a uno apuntando con la cabeza- "¿cuánto es 7x3". Le responden. Y enseguida tira mirando a otro jugador: "¿y 8 x 7?". El interrogado mira pensativo y no responde. Y JR sale a las risas: "no saben las tablas, los voy a mandar a la Tercera".

Los diálogos con los jugadores son permanentes. Cuando se equivocan, Carrasco pregunta qué jugada tenían que hacer. Luego de dos horas el trabajo va llegando a su fin. "Entonces, ¿se entiende? Cada uno vaya viendo, cada uno vaya agarrando, por derecha, por izquierda", apunta el entrenador con la misma ilusión de un joven debutante en Primera.

Tan posesionado estaba Carrasco en su trabajo que se le pasó el detalle de que su golero titular, Nicola Pérez, pasó por el costado de la cancha donde entrenaba visiblemente dolorido y caminando con dificultad. "Me pincho, me pincho el gemelo", le dijo a Omar Garate. Pero JR estaba en su salsa: ensayar para volver a ser un equipo demoledor.

El gran diccionario de JR

Definir de primera

"Chiappa (Nicolás Schiappacasse), ¡definí de primera! Que te pensás que estás en el shopping. Mirá que cuando la pares se te van a ir arriba"

Aplicación

"Todos quieren jugar pero a la cancha entran 11, buenos entonces a veces vienen las lesiones que ojalá que no pasen, pero esto es a rendimiento entonces deben estar prontos".

Rivales con la bañadera

"Ya tengo gente para ir por arriba también. En todo este tiempo aprendí algunas cosas así que si nos ponen la bañadera los vamos a abollar con otras fórmulas para abrir los partidos que sean cerrados".

Los defensas

"Ah, ellos también tienen que saber y aprender las jugadas porque arrancan con ellos. Acá cada uno tiene su rol en el equipo".

La marca

"Ahora no estamos marcando pero ustedes saben que yo aplico una marca técnica. Hay cosas que hacíamos antes que no se modifican. Yo no voy a amontonar gente para marcar".


Populares de la sección

Acerca del autor