Una larga noche en Corea del Sur

FIFA pidió explicaciones a la AUF por festejo que entendieron discriminatorio y aguardan decisión
La madrugada fue interminable en Daejeon, Corea del Sur, para la delegación de la sub 20 de Uruguay. El lunes a la hora 17 (madrugada de ese día en Uruguay) los celestes recibieron una nota de FIFA solicitando explicaciones para el festejo del gol de Federico Valverde, en el partido de cuartos de final ante Portugal, en el que el futbolista se rasgó los ojos y que los organizadores entendieron como un acto discriminatorio, y por la foto que todo el plantel se tomó luego, en el vestuario, haciendo el gesto –con el dedo en la sien– de locura.

Lo que para la selección pretendía ser el lunes un día para celebrar la clasificación a las semifinales y la transición para volver a la calma para el partido del jueves, se transformó en una tarde de preocupaciones e inquietudes, por la incertidumbre que puede generar que la explicación solicitada por FIFA se pueda transformar en la apertura de un expediente con sanciones para Valverde, por el festejo del gol, y para los juveniles celestes, por la foto.

Por esa razón, en la madrugada en Corea del Sur, en la mañana de Uruguay, los responsables del área jurídica de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), encabezada por Guillermo Piedracueva desde Montevideo, y los dirigentes del otro lado del planeta, analizaron todas las circunstancias para explicar a FIFA que el festejo de Valverde no fue un acto discriminatorio y que la foto que los jugadores se tomaron en el vestuario fue la expresión de que están viviendo un momento impensado.

¿Discriminatorio?


Tras convertir de penal a los 49' el 2-2 frente a Portugal, Valverde celebró rasgándose los ojos. El festejo, que fue un homenaje del jugador a su representante Edgardo "Chino" Lasalvia, fue entendido por los locales como un gesto de provocación y acto discriminatorio.

Debido a esa situación, tras el partido con los portugueses, en la zona mixta el volante de Real Madrid fue abordado por un periodista coreano que le preguntó por qué festejó de esa forma y, traductor mediante, Valverde brindó las explicaciones del caso y pidió disculpas si ofendió a alguna persona.
Superado el incidente para los integrantes de la delegación uruguaya, el domingo de noche fueron a descansar sin más sobresaltos. Sin embargo, ayer de mañana el agregado a la delegación de Uruguay, que cumple la función de guía y traductor, le explicó al dirigente Marcelo García que el jueves los celestes serán visitantes porque el pueblo coreano quedó ofendido por la celebración de Valverde, y que así se reflejaba en los diarios. Y que el malestar se mantenía a pesar de la explicación que brindó el jugador después del partido.

El hecho no pasó a mayores, hasta que a la hora 17, un mail de FIFA puso en alerta a la delegación.
En la nota solicitaba que Uruguay brindara explicación para las dos fotos que fueron publicadas tras el partido. La del festejo del Valverde y la del plantel, en el vestuario, posando haciendo el gesto de estar locos.

Al respecto, García explicó a Referí que posaron en esa foto, como lo hicieron en el Sudamericano, para transmitir que están viviendo un momento de locura, inesperado, con el título continental después de 36 años y con la clasificación a la semifinal del Mundial.

En Uruguay no sorprendieron ninguna de las dos fotografías, que fueron aceptadas como celebraciones comunes.

Los descargos


Tras largas horas de análisis, durante la madrugada coreana y la mañana uruguaya, la AUF envió un detallado informe con sus explicaciones acerca de que no hubo discriminación de ninguna naturaleza.
El escrito de la AUF fue recibido por FIFA, que se expedirá en las próximas horas.

Consultadas fuentes de la Asociación en Montevideo y en Corea del Sur, explicaron que Valverde no debería recibir sanción alguna, tampoco la delegación, no obstante aguardan con expectativa la decisión de FIFA.

La selección jugará el jueves a la hora 5 de Uruguay el partido semifinal ante Venezuela. Para ese encuentro, el combinado dirigido por Fabián Coito tiene a todos los jugadores a disposición, salvo Facundo Waller, lesionado.

Rodrigo Bentancur, que se perdió el partido ante Portugal, cumplió la fecha de suspensión.
El ganador de Uruguay-Venezuela jugará la final del Mundial ante Inglaterra-Italia.

Acerca del autor