Una jornada de reflexión en Los Aromos

Tras lo sucedido el sábado, en el vestuario de la concentración los futbolistas hicieron autocrítica; Carlos Sánchez se reunió con Alonso y luego con Darío y Pacheco

Como nunca ha sucedido desde que Diego Alonso dirige a Peñarol, esta semana se cerrarán las puertas todos los días menos el del miércoles.

La crisis desatada el pasado fin de semana cuando se perdió con Rentistas y el propio técnico separó del plantel por indisciplina debido a que fueron vistos en un local bailable a la hora 5 del viernes previo a ese encuentro a los jugadores Jorge “Japo” Rodríguez, Mauro Fernández y Carlos Núñez, tuvo un nuevo capítulo el lunes en la concentración y, debido a ello, se prefirió la ausencia de la prensa.

Ya el domingo  –como informó El Observador– Damiani se reunió en su casa con su círculo áulico y definieron la continuidad de Alonso más allá de un resultado negativo ante Racing en la próxima fecha, así como también sancionar económicamente a los citados futbolistas.

Damiani le dejó la responsabilidad de hablar con el plantel al gerente deportivo, Carlos Sánchez.

“Estamos en una crisis pero estoy convencido que vamos a salir”, dijo Sánchez a El Observador.

“Esto hay que revertirlo rápidamente. Se sale ganando, tenemos 15 días de trabajo. Si se apostó a Diego (Alonso), a un proyecto, habrá que finalizarlo”, agregó.

A su vez, como informó El Observador, no habrá más sanciones deportivas ni de parte del técnico ni del gerente deportivo.

“Los jugadores tienen que entender que estamos en una situación crítica, que no se arrancó bien el campeonato, que no se arrancó bien la Sudamericana y que estamos muy mal. No hay margen de error, va a ser difícil poder encaminarnos en el Apertura”, indicó.

“Tienen que saber además, que hoy con la tecnología, todo lo que hagan se sabe por las redes sociales”, dijo.

Sánchez llegó a la hora 8.45 y dialogó unos 30 minutos con Alonso. Luego estuvo reunido con los referentes del plantel, Darío Rodríguez y Antonio Pacheco por 15 minutos.

Entonces se llevó a cabo un encuentro íntimo de todos los jugadores –los tres sancionados ya se sumaron el lunes a las prácticas– y, posteriormente, todos se juntaron para hablar con Alonso.

“Es el punto de partida para la recuperación”, dijo una fuente. Fue un día de reflexión y autocrítica en Los Aromos.

Otro llamado de atención
Uno de los principales referentes de la hinchada de Peñarol habló directamente con Carlos Núñez, uno de los tres implicados en los actos de indisciplina. “Esto no puede pasar. Fijate que después soy yo el que tiene que aguantar a toda la hinchada para que no se arme lío”, le dijo.


Populares de la sección

Comentarios