Una goleada que Nacional muestra con orgullo

En más de un siglo de encuentros clásicos, los albos poseen la marca del triunfo más abultado en este tipo de enfrentamientos, cuando vencieron por 6-0 a peñarol, en el campeonato uruguayo de 1941

La temporada de 1941 no fue una más para Nacional. Ese año el elenco tricolor fue campeón Uruguayo, por tercera temporada consecutiva. Pero los hitos logrados en esa campaña, aún hoy siete décadas después, vigentes fueron la mayor goleada clásica: 6-0 y el título de campeón uruguayo, sin puntos pérdidos, hito este no superado en la era Profesional del Campeonato Uruguayo.

Nacional logró los títulos en la temporada de 1939 y 1940, en 1939 tras ganar a Peñarol en la final que decidió el título por 3-2 y en 1940, bajo la dirección técnica de Héctor Castro, Nacional logró el título con una sola derrota: 1-0 ante Wanderers. 

El terreno estaba preparado para 1941, con “Manco” Castro nuevamente en la conducción técnica, Nacional ganó el clásico de la primera rueda, por 1-0, con gol del  Príncipe, Aníbal Ciocca.

Con una marcha sin derrotas Nacional llegó al clásico de la segunda reuda, el que se disputó el 14 de diciembre de 1941. En dicha tarde estival ya el resultado de la reserva generó un ambiente de euforia en huestes tricolores: 4-0 el éxito albo con cuatro goles de Eusebio Urrezmendi.

El partido de fondo se disputó en un estadio Centenario, tal como ha sido habitual en éstas lides, colmado. Zapirain adelantó a Nacional en los 15 minutos. El primer tiempo se saldó con un 3-0 a favor de los albos luego de que Atilio García y Piñero, en contra, marcaran dos goles. En el complemento se concretó la goleada con tres conquistas en los últimos 20 minutos, por parte de Atilio García, Luis Ernesto Castro y Roberto Porta.

La goleada cobró mayor trascendencia si se considera que el golero de Peñarol en dicho equipo fue Roque Máspoli, quien poco menos de una década después se consagraría campeón del mundo con Uruguay en la Copa del Mundo en 1950.

Nacional logró el título de Campeón Uruguayo también en 1942 y 1943, con Héctor Castro como entrenador y cerró asi lo que fue su primer quinquenio, y único hasta el momento en el torneo Uruguayo.


Fuente: Gustavo Martín

Populares de la sección

Comentarios