Una final para Godín

Atlético Madrid se juega la chance de hacer historia al enfrentar a Barcelona por los cuartos de final de la Champions League

Barcelona y Atlético de Madrid llevarán hoy a Europa su duelo en la Liga Española, en un enfrentamiento equilibrado entre dos de los mejores goleadores actuales (Leo Messi y Diego Costa) y con el protagonismo de dos técnicos argentinos (Gerardo “Tata” Martino y Diego Pablo Simeone) en los bancos. Para los uruguayos tendrá el atractivo extra de la presencia de Diego Godín, en la que seguramente sea la mejor prueba para el defensa central antes del Mundial de Brasil 2014.

Llega el momento de la verdad para el dubitativo Barça, en su competición preferida, la Liga de Campeones. Prendido a la Liga después de la victoria en el Bernabéu ante el Espanyol, los barcelonistas llegan en la mejor disposición al momento complejo de la temporada.

Sigue vivo el Barça en Europa, donde sin aparentemente dificultad se quitó de encima al Manchester City, está en la final de Copa y luchará por la Liga, tres buenas noticias vistas las últimas semanas del equipo de Martino, con mil dudas en su juego y en su rendimiento.

Con un renacido Messi y el mejor Andrés Iniesta de la temporada, el Barça aspira a todo frente a un equipo complicado con el que se ha medido ya tres veces esta temporada y con el mismo resultado: tres empates.

Cómo será el partido
De seguro, Martino volverá a plantear el partido desde el control. Con los jugadores que sienten el manejo de la pelota, además de Messi y Neymar, han llegado los mejores resultados, sin apenas agobios y la máxima fiabilidad.

Por eso, sin bajas por acumulación de amonestaciones y con la única ausencia en el once titular de Víctor Valdés –que estará siete meses inactivo por rotura de ligamentos–, no parece que el Barça vaya a salirse de su libreto.

Una defensa con Alves y Alba en los laterales; Piqué y Mascherano en el eje. El argentino es de los cuatro el que más dudas genera, pero Martino no parece dispuesto a darle una oportunidad en partidos de este calibre a Marc Bartra.

Busquets, Xavi e Iniesta formarán en el centro, con Cesc apoyando en la medular y Messi y Neymar delante. Iniesta, con algunos problemas físicos, no jugó de inicio ante el Espanyol.

Pero quien tiene la llave de la eliminatoria es Leo Messi. El argentino está a un gran nivel y parece recuperar las mejores sensaciones desde que se recuperó de su lesión. Todo apunta a que Neymar será su acompañante en detrimento de Pedro o Alexis.
Necesitará paciencia el Barça frente a un rival que ha jugado de la misma manera las tres veces que se han medido esta temporada: a presionar hasta el límite y a mantener su arco en cero.

No cambiará el conjunto madrileño su idea de juego para la visita a Barcelona, porque con su presión, firmeza defensiva, contragolpe e irrenunciable sentido colectivo no solo igualó a su adversario en tres precedentes, sino que también lidera la Liga y está en cuartos de la Liga de Campeones.

Su confianza está a tope para el encuentro de mañana, más aun con la victoria del sábado en San Mamés frente al Athletic Bilbao, que fortalece su liderato en la Liga y que completa un mes casi perfecto. En sus seis duelos de marzo, ha sumado un empate en el derbi y cinco triunfos, cuatro de ellos sin goles en contra. Más allá de números, hoy tiene la prueba de fuego.


Populares de la sección

Comentarios