Una final como para vestirse de gala

Carrasco Polo y Old Christians se enfrentan este sábado en la final del Campeonato Uruguayo; el caballito es favorito

El rugby de clubes llega este sábado por primera vez al Estadio Charrúa, cuando desde la hora 16 Carrasco Polo y Old Christians disputen la final del Campeonato Uruguayo. Suficiente llamador para que el público del rugby, y mucha gente fuera de él, se acerque al escenario del Parque Rivera. Porque además, en la cancha estarán los que, por lejos, fueron los mejores de la temporada local, lo que promete, en los papeles, buen nivel de rugby.

En realidad, el único que podrá festejar este sábado es Carrasco Polo. El caballito fue el número uno de la fase regular, y por ende adquirió el derecho a una doble chance: si Christians gana hoy, en realidad forzará una finalísima.  Y como la selección se va el lunes a la Américas Cup en Canadá, la emoción quedará en suspenso durante nada menos que tres semanas.

Por eso, y por lo visto en las últimas semanas, Polo es favorito para llevarse su 21° título en 23 años. Fue de menos a más en la temporada, y goza de buenas opciones en todas sus líneas. Lo de Christians, por otro lado, fue más irregular: mostró el mejor nivel de juego del año durante el Torneo Apertura, lo que le permitió sacar una ventaja de 10 puntos. Pero en la segunda mitad, una racha de más de 10 lesiones lo hizo perder esa diferencia –y el juego-, y caer al segundo lugar.

El azul recuperó a sus figuras en semifinales, y logró, con suspenso, meterse en la definición. Mostró señales de recuperación, pero sobre todo, anímicamente ganó muchísimo con la vuelta de su pareja de medios, Arocena-Martínez.

¿Qué se puede ver? Seguro un partido con mucho juego con el pie de manera de pasarle la responsabilidad al rival. Y con una apuesta de ambos a una marca pegajosa encima de los creadores de juego. La clave estará en la forma que ambos escapen a esa presión: si juegan bien con el pie y logran presionar a las defensas para forzarlas al error –o a la disciplina–, si logran obtenciones limpias como para lanzar a sus tres cuartos y meterse dentro de la defensa rival, entonces habrá chances de un partido con emociones, con ambos largando el buen juego de tres cuartos que han demostrado durante toda la temporada.

La historia del partido también dependerá del clima: si la lluvia cae como estará previsto, entonces los forwards pasarán a tener el absoluto predominio.

Y quien se imponga en esa batalla –Polo aparece un escalón por arriba en ese rubro– tendrá al alcance la victoria.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios