Una derrota que duele hasta el alma

Peñarol sufrió una caída que lastima; jugó mal, no mostró reacción e inició su salida del torneo rápidamente

La derrota que Peñarol sufrió ante Santos Laguna, en su segunda presentación en el grupo ocho de la Copa Bridgestone Libertadores, que duele por la forma en que se procesó y por el lugar en el que se concretó, solo sirvió para reafirmar las debilidades de un fútbol uruguayo que a nivel de clubes está sufriendo el castigo de vivir atado a la historia.

Cada año, cuando arranca la Libertadores o la Sudamericana, un torneo de menor calibre pero que ofrece para los equipos de la AUF las mismas dificultades que el primero, los hinchas, que se aferran a las ilusiones promovidas por tantas décadas gloriosas –en otra época, en otro fútbol, en otro país–, confían en que esta vez sí su equipo le devolverá una alegría desde la cancha. Es natural que suceda. También perverso. En el primer caso, porque la esperanza se renueva. En el segundo, porque la historia es capaz de potenciar en los uruguayos lo mejor, pero también de acentuar las debilidades y hundirlo hasta el fondo, como sucedió ayer con Peñarol.

Porque Peñarol ayer no perdió un partido más. Sufrió una de esas derrotas que duelen, por lo mal que jugó. Porque quedó claramente patentado en la cancha que este equipo rindiendo así no puede siquiera pelear por el título del Uruguayo. Sin embargo, como el torneo local es tan discreto, tiene suficiente categoría como para aspirar a ese logro, incluso pese a las adversidades que recorrió en los últimos meses y el lugar que ocupa en la Tabla Anual.

Peñarol jugó mal. Rematadamente mal. Fossati intentó cambiar la fórmula: paró un equipo  con jugadores más veloces y con menos años, como pedía el hincha. Pero fue lo mismo de siempre. El DT presentó una formación con línea de cuatro, con dos volantes rápidos por afuera (Mauro Fernández por derecha y Japo Rodríguez por izquierda), pero insistió con Pacheco y Zalayeta en ataque. Enseguida quedó al desnudo, por los bajos rendimientos, porque no fueron suficientes las variantes: los veloces fueron lentos frente a las acciones de los jugadores de Santos Laguna, los que suelen manejar bien el balón (Orteman y Aguiar) fallaron y los aurinegros jamás llevaron al ataque el juego que necesitaban para inquietar al veterano Oswaldo Sánchez.

Fossati se pasó todo el partido intentando emparchar una defensa que sufrió los problemas que tenía Darío Rodríguez. Empezó con Albín, Valdez, Macaluso y Darío. A los 15’: Albín, Macaluso, Darío, Valdez. Luego: Albín, Valdez, Darío y Macaluso. Con todas, padeció las mismas dificultades. Eso en el fondo. En el medio, sucedió algo parecido, y en ataque, el DT recién pudo arreglar el funcionamiento cuando mandó a Jonathan Rodríguez por Pacheco. En esos 26 minutos finales, Peñarol generó las acciones de riesgos que le pudieron brindar un empate que hubiera servido para maquillar una dolorosa realidad.

Santos Laguna hizo su juego. Orden, buena labor defensiva, puso la pelota donde debía, resolvió con triangulaciones y paredes, con desbordes y con velocidad. Así, a los 53’ Lacerda estableció la diferencia y se acabó el partido. Perdió Peñarol y  se acaba rápido la Copa. Duele, por el revolcón que significa para el fútbol uruguayo, pero un día habrá que aceptar que esta es la realidad y que los milagros, como el de Peñarol 2011 vicecampeón de América son eso, milagros. La organización, pese a que los dirigentes invierten millones de dólares en los salarios de los futbolistas, admite esta realidad.

Peñarol 0-2 Santos Laguna

Peñarol: Juan Castillo, Emiliano Albín, Damián Macaluso, Carlos Valdez, Darío Rodríguez; Mauro Fernández, Sergio Orteman, Luis Aguiar, Jorge Rodríguez; Antonio Pacheco y Marcelo Zalayeta. DT: Jorge Fossati.
Santos Laguna: Oswaldo Sánchez, José Abella, Rafael Figueroa, Oswaldo Alanis, Jonathan Lacerda, Mauro Cejas, Ribair Rodríguez, Juan Pablo Rodríguez, Néstor Calderón, Darwin  Quintero y Oribe Peralta. DT: Pedro Caixinha.
Cambio en Peñarol: 58'Paolo Hurtado x Jorge Rodríguez, 64' Jonathan Rodríguez x A. Pacheco
Cambio en Peñarol:
76' Sergio Ceballos x M. Cejas, 84' Andrés Rentería x C. Quintero y 89' Néstor Araújo x O. Peralta
Cancha:
Centenario
Juez: Heber Lopes(Brasil)
Goles: 53' J. Lacerda y 90' J. Abella
Amarillas: D. Rodríguez (P); R. Rodríguez (SL)


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios