Una derrota más que digna

Argentina cayó ante el "Dream Team" de Estados Unidos por 86-80 pero mejoró sustancialmente tras la caída ante España

La selección de Estados Unidos se ha impuesto esta noche a Argentina por 86-80 en el Palau Sant Jordi, en un partido que dominó desde el primer minuto merced a su acierto en el tiro y la sobresaliente actuación de Kevin Durant, MVP y máximo anotador del choque, con 27 puntos.

Y eso que Argentina salió con toda su artillería pesada para plantar cara a los norteamericanos desde el inicio. Un quinteto de NBA que, sin embargo, no entró en juego hasta pasados dos minutos y medio, cuando ya perdían 14-1 y Julio César Lamas se vio obligado a pedir su primer tiempo muerto.

Fue un arranque demasiado blando para plantar cara a los Bryant, Durant, James y compañía. Excesivas facilidades en ataque, demasiados tiros abiertos que permitieron a Estados Unidos cerrar el primer cuarto quince puntos arriba (31-16).

Un inicio similar al que el combinado sudamericano protagonizó, hace unos días, contra España en La Coruña y que, a la postre, le costó entonces una derrota por veinte puntos de diferencia.

"Todavía tenemos mucho por mejorar. Jugamos mucho mejor, en las rotaciones defensivas, al juntar gente en la pintura y ganamos en rebotes. Nos vamos más satisfechos que contra España, sintiendo que dimos un paso adelante y eso siempre es positivo de cara al inminente arranque del campeonato", dijo Emanuel Ginóbili tras el juego.


El festival de triples de Estados Unidos -siete en este primero período, cuatro de ellos obra de Durant- cesó en el segundo cuarto, cuando la defensa zonal argentina empezó a apretar de verdad.

Al otro lado de la pintura, a Scola, hasta entonces en todas las batallas y en todas demasiado solo, se le unió un acertado Leonardo Gutiérrez. Y cuando Delfino se añadió a la fiesta desde el perímetro, la selección albiceleste se colocó solo cinco puntos a bajo (45-40).

Los norteamericanos volvieron a poner brecha de por medio tras la reanudación. James cogió el testigo anotador de Bryant y Durant, y el equipo de Mike Krzyzewski recuperó los quince de ventaja (58-43, min.24).

La irrupción estelar de Ginobili a partir del tercer cuarto después de un primera mitad muy discreta (19 de los 23 puntos que anotó fueron en la segunda mitad), permitió a Argentina mantenerse con opciones hasta 2:50 del final, cuando el marcador reflejaba un sorprendente 78-74 que obligó a un nuevo tiempo muerto estadounidense.

Pero dos triples consecutivos de Durant y Paul impidieron que los sudamericanos vieran culminada la gesta. Aunque, por lo menos, abandonaron la pista convencidos de que, en Londres, ganar a los estadounidenses es perfectamente posible.

Ficha técnica:

86 - Estados Unidos (31+16+25+14): Paul (5), Bryant (18), James (15), Durant (27), Chandler (-) -cinco inicial- Anthony (4), Williams (3), Westbrook (13), Iguodala (1) y Love (-).

80 - Argentina (16+24+21+19): Prigioni (8), Ginobili (23), Delfino (15), Nocioni (5), Scola (14) -cinco inicial- Juan Gutiérrez (5), Campazzo (3), Leonardo Gutiérrez (5), Leiva (-), Jasen (2), Mata (-) y Kammerichs (-).

Árbitros: Marat Kogut (USA), Daniel H. Rodrigo (ARG) y Luis Girao (ESP). Sin eliminados.

Incidencia: Partido amistoso de preparación para los Juegos Olímpicos de Londres disputado en el Palau Sant Jordi de Barcelona ante unos 13.500 espectadores.

Toda la información sobre los Juegos Olímpicos está en el Especial Londres 2012 de El Observador.




Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios