Una Davis diferente

Uruguay debutará ante Dominicana de visitante con Pablo Cuevas pero sin Marcel Felder


Con Colombia y Brasil como cabezas de serie en el Grupo I de la Zona Americana, el equipo uruguayo de Copa Davis sabía que le tocaría salir al exterior en la primera ronda de la competencia 2014, que se jugará entre el 31 enero y el 2 de febrero. Las opciones eran Venezuela, Ecuador y República Dominicana. El bolillero del sorteo quiso que otra vez, al igual que en 2013, los celestes se tengan que medir con los dominicanos.

Además, el azar puso a Uruguay al lado del cuadro donde espera Colombia, que es el único equipo del Grupo con el que, de enfrentarse, oficiará de local.

Así es entonces que el sorteo realizado ayer fue lo más benévolo posible con el equipo capitaneado por Enrique Pérez Cassarino.

La próxima serie de Copa Davis no será una más. Si bien Uruguay viene aguantando la categoría desde 2009, la que viene tiene particularidades que ya presentan interrogantes desde el vamos, desde el momento mismo del sorteo y, por qué no, desde antes.

Uruguay afrontará la próxima temporada con dos particularidades. Porque Pérez Cassarino va a tener a disposición a Pablo Cuevas, quien retornó a la actividad después de dos años sin acción y tras sobreponerse a dos operaciones de rodilla. Porque el capitán no tendrá a Marcel Felder entre los jugadores activos, ya que meses atrás decidió colgar la raqueta más allá de alguna aparición en torneos menores.

Es el retorno del número uno y el adiós al número dos, que en reiteradas oportunidades se puso la ropa de primer singlista y sacó a la celeste adelante con su característica entrega.

La posibilidad de contar con Felder es una incógnita, pero lo cierto es que el jugador ya no está en actividad. De todas formas, habrá que ver si el alejamiento significó también dejar atrás los fines de semana de Davis.

Para Pérez Cassarino, la serie no será fácil pero es optimista en poder salir adelante. Confía en el nivel del equipo y, además, explicó que vienen con mejor nivel de lo que ha sido otros años.

Sobre el regreso de Cuevas, el capitán dijo a El Observador que “contar con él es un factor fundamental”, pero que “todo va a depender de cómo se den las cosas en la gira que está emprendiendo por Asia, de los Challenger que dispute en América del Sur y, después, de la presencia en el Abierto de Australia”.

“Pablo (Cuevas) nos va a sumar muchísimo, pero eso no significa que la serie vaya a ser fácil”, agregó, recordando que los próximos rivales vencieron por 4-1 a Chile el pasado fin de semana por la permanencia en el Grupo I.

Sobre los demás jugadores que integran el equipo tuvo palabras de elogio para la temporada que están teniendo. Martín Cuevas “ha levantado su nivel de tenis y ha tenido buenos torneos, llegando a dos finales de Futures en las últimas semanas y teniendo buena continuidad”, dijo Pérez Cassarino.

Por otra parte, Ariel Behar también ha conseguido progresar en su juego y el capitán considera que “haber estado casi todo un año jugando en Europa le ha dado mayor experiencia y mejor nivel de competencia”.

El capitán es cauto, como siempre, pero optimista sobre el encuentro ante Dominicana. “Es un partido que nos da la oportunidad de pensar en pasar de ronda y después definir el grupo de local para pelear por la chance de un repechaje hacia el Grupo Mundial”, explicó.

Asimismo, reforzó su confianza en el equipo al recordar que “por ser optimista se ha podido zafar en los últimos años –gran parte de ese tiempo sin el número uno– y mantener la categoría desde 2009.

También analizó que si se hubiera bajado a la zona II no hubiese sido fácil volver, “porque en esa llave hay equipos que tienen jugadores mejores ranqueados que los nuestros”.

Uruguay se prepara entonces para afrontar un encuentro con vistas de traerse el triunfo. “Creo que hemos hecho un buen papel y vamos a seguir siendo optimistas de que podemos tener nuestras posibilidades en cada una de las series”, remarcó.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios