Una certeza: hay equipo

En 11 fechas Óscar Tabárez utilizó 26 de los cuales 22 tuvieron la oportunidad de ser titulares
Suele decirse que las eliminatorias sudamericanas son el torneo más difícil del mundo FIFA por extensión en el calendario, distancias a recorrer y porque cada partido reviste una complejidad diferente en el que entran en juego variables climáticas y otras de carácter físico como que, al ser un campeonato tan espaciado en el tiempo, los jugadores puedan cambiar de equipo, perder ritmo o lesionarse.

Por estos motivos las Eliminatorias sudamericanas suelen ser el martirio de los 10 entrenadores que arrancan un periplo de cuatro años con el único objetivo de llegar al Mundial.

¿Qué se necesita para no quedarse por el camino? Un plantel sólido, que sepa su libreto de juego a la perfección, conozca sus fortalezas y limitaciones y no baile ni destruya el camino recorrido al ritmo de los resultados. Parte del secreto es éxito es adoptar una forma de conducción y no traicionarse ante los primeros obstáculos.

Mantenerse fiel a sí mismo incluye definir sistemas y nombres y aplicarlos aún cuando los objetivos tarden en conseguirse y, como el paso del tiempo es inexorable, también es clave renovarse desde las bases. Todas esos requisitos cumple esta selección uruguaya de Tabárez.

Tabárez dio la titularidad a 22 futbolistas en estas once fechas de Eliminatorias que lo tienen como único escolta y a cinco puntos del tercero.

Solo con los jugadores titulares se podrían armar dos equipos. Eso quiere decir que el DT no se casa con un sistema ni con jugadores puntuales y que pudo resolver escenarios complejos como la suspensión de Luis Suárez y Edinson Cavani al inicio o la acumulación de amarillas de Diego Godín.

Del debut victorioso ante Bolivia en La Paz hasta la victoria ante Ecuador en Montevideo, Tabárez dispuso de 26 futbolistas, de los cuales 22 fueron titulares y Fernando Muslera junto a Carlos Sánchez tienen asistencia perfecta.

Egidio Arévalo Ríos completa el podio de los que más partidos jugaron, mientras que por acumulación de tarjetas o suspensiones Diego Godín, Edinson Cavani y Luis Suárez se perdieron varios partidos.

Por lo espaciado del calendario hubo jugadores que fueron titulares y no forman parte de la convocatoria para esta última doble fecha, como Martín Cáceres, Mauricio Victorino, Jorge Fucile o el lesionado Abel Hernández.

De los que ingresan desde el banco el jugador que tuvo más participación es Álvaro Pereira con cinco presentaciones. A nivel táctico pasa lo mismo.

Tabárez mantuvo una coherencia de estilo en estas eliminatorias y sus dibujos tácticos, raramente son más de tres, se adecúan a las fortalezas del rival y los jugadores propios.

Los jugadores con mayor cantidad de partidos como titular: Fernando Muslera 11, Carlos Sánchez 11, Egidio Arévalo Ríos 9, Diego Godín 8, Edinson Cavani 8, Mathías Corujo 7, Sebastián Coates 7, Luis Suárez 7, Gastón Silva 5, Maximiliano Pereira 5, Cristian Rodríguez 5, Matías Vecino 4, José Giménez 4, Álvaro Pereira 4, Martín Cáceres 4, Álvaro González 4, Nicolás Lodeiro 4, Diego Rolan 3, Christian Stuani 3, Mauricio Victorino 2, Abel Hernández 2, Jorge Fucile 2 y Gastón Ramírez 1.

Los jugadores con mayor cantidad de partidos donde ingresaron desde el banco: Álvaro Pereira 5, Diego Rolan 4, Cristhian Stuani 3, Abel Hernández 2, Nicolás Lodeiro 2, Cristian Rodríguez 2, Nahitan Nandez 2, Gastón Ramírez 2, Diego Laxalt 2, Camilo Mayada 1, Jorge Fucile 1, Mathías Corujo 1, Matías Vecino 1, Álvaro González 1, Gastón Silva 1 y Michael Santos 1.

Jugadores que estuvieron a la orden pero no ingresaron: Martín Campaña, Martín Silva, Gastón Guruceaga, Guillermo Varela, Emiliano Velázquez, Diego Polenta, Federico Ricca, Brian Lozano, Guzmán Pereira, Giorgian De Arrascaeta y Jonathan Rodríguez.