Una apuesta lograda a medias

De los 10 deportistas que el Comité Olímpico Uruguayo becó de cara a los Juegos Olímpicos solo cinco se clasificaron a Londres

En los Juegos Odesur de Medellín 2010 Uruguay terminó noveno en el medallero con una sola presea de oro sobre un total de 13 ganadas. Ese fue el primer escalón deportivo rumbo a los Juegos Olímpicos. En base a los rendimientos del evento sudamericano, el Comité Olímpico Uruguayo (COU) eligió a los 10 mejores deportistas para becarlos de cara a Londres. Terminados los Juegos la realidad muestra que solo cinco de los inicialmente becados lograron clasificarse al máximo certamen deportivo. Las razones son múltiples y variadas y van desde las lesiones hasta los bajos rendimientos.

Estas becas corresponden a Solidaridad Olímpica y no fueron los únicos aportes que tuvo el deporte uruguayo en el ciclo olímpico. A comienzos de 2011, el COU invirtió unos US$ 180 mil como apoyo extra para los deportistas que entonces se preparaban para los Juegos Panamericanos de Guadalajara. Con este apoyo se contempló a los deportistas que no recibieron beca pero que estaban intentando clasificarse para la competencia de Guadalajara.

Además, a comienzos de este año la Fundación Deporte Uruguay (FDU) volvió a entregar becas y apoyos para otra camada de deportistas que estaban en carrera para obtener su lugar en los Juegos Olímpicos. 

Atenas 2004: También se clasificaron cinco de cinco
Uruguay compitió con 15 deportistas. Estuvieron becados pero no lograron clasificarse Mónica Falcioni en atletismo, Marcelo D’Ambrosio en canotaje, Gregorio Bare en ciclismo, Álvaro Paseyro en judo (lesionado poco antes del arranque de los Juegos) y el tenista Martín Vilarrubí. Los becados que se clasificaron fueron Heber Viera, Milton Wynants, los remeros Rodolfo Collazo, Joe Reboledo y Leandro Salvagno.

 
La FDU se financia con aportes que vierte el COU conjuntamente con la Dirección Nacional de Deportes.  “Dinero hay, espero que haya más. Las becas de Solidaridad Olímpica y Solidaridad Panamericana siempre vienen. Lo que esto dejó claro es en dónde hay que invertir el dinero. No te digo que haya para lujos. Hay que hacer lo necesario y lo adecuado”, dijo a El Observador Julio César Maglione, presidente del COU, en su retorno con la delegación que compitió en Londres.

Cumplieron
Entre los becados inicialmente, quienes lograron clasificarse fueron Andrés Silva, Alejandro Foglia y los remeros Rodolfo Collazo y Emiliano Dumestre. A ellos se sumó Déborah Rodríguez como la mejor marca técnica femenina en atletismo.

Sin embargo, quedaron por el camino el atleta Michel Mary, los nadadores Martín Melconian y Martín Kutscher, y la tiradora Diana Cabrera. Una situación particular fue la del judoca Pablo Azzi-Almeida, quien se clasificó por ranking a los Juegos Panamericanos, pero poco antes del evento se rompió los ligamentos de la rodilla. La beca que correspondía al judoca fue otorgada a comienzos de este año al nadador Gabriel Melconian, quien estaba fuera de actividad cuando se otorgaron las primeras becas. Sin embargo, en su retorno logró clasificarse rápidamente a los Panamericanos y a los Juegos Olímpicos. Las becas más importantes, de US$ 1.000 mensuales cada una, le correspondieron a Silva, Foglia y a cada uno de los remeros.

Fue el propio Maglione e quien reveló en el programa Puglia invita, de Canal 10, antes del viaje a Londres, la cifra que percibían los remeros. Según pudo saber El Observador, los otros becados percibían una cifra inferior. Entre los que quedaron de los Juegos afuera hubo casos diferentes.

Martín Melconian, quien tuvo la oportunidad de preparase en España, bajó nueve récords nacionales en su período olímpico, pero quedó afuera porque Uruguay optó por el criterio de universalidad para clasificar a sus nadadores. Por ese criterio, integraron la lista de viajeros a Londres su hermano e Inés Remersaro.

En tanto, Martín Kutscher nunca se reencontró con su nivel. Recién este año hizo marca invitacional en 200 m libre. Pero no le alcanzó.

Beijing 2008: Solo dos no se pudieron clasificar
Se becaron de cara a los Juegos Panamericanos de Rio 2007 y los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 a los atletas Andrés Silva, Heber Viera, los nadadores Martín Kutscher y Antonella Scanavino, a la selección de remo, el palista Christian Vergara, al tenista Pablo Cuevas, a Alejandro Foglia y a Milton Wynants. Este último renunció a la selección que fue a los Juegos Odesur de 2006 por problemas internos en la Federación de Ciclismo y por lo tanto renunció también a su beca. Pablo Cuevas no fue a Rio por decisión de su esponsor y le retiraron la beca que fue a parar nuevamente a Wynants, que volvió.

La tiradora Cabrera estuvo entre las últimas en los Panamericanos y en torneos de clasificación, y al final una wild card llevó a Londres a Rudi Lausarot.

Michel Mary mejoró sus marcas pero no pudo clasificarse a los Panamericanos ni a Londres.

Maglione resaltó que el apoyo a los deportistas “ha sido muy bueno, muy correcto”. La clave para el futuro estará en cómo elegir.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios