Un uruguayo en la mira de Ferrari

El joven piloto Santiago Urrutia, consagrado como mejor debutante en la especialidad, probará un Fórmula Tres

De regreso a casa tras cinco meses solo en Europa, el piloto uruguayo Santiago Urrutia reconoció que la temporada en el marco del Campeonato Europeo de la Fórmula Abarth resultó durísima, una experiencia muy valiosa de cara al futuro y que repasando el año y cada una de las carreras, el resultado fue mucho mejor de lo esperado. Porque además, le brindó la oportunidad (que tendrá en noviembre) de  probarse en un Fórmula Tres bajo la mirada de Ferrari.

El objetivo primario de su estadía en Europa fue lograr el Campeonato Rookie de la Fórmula Abarth, certamen que premia al mejor debutante y ese galardón lo cerró en la última instancia celebrada en el autódromo de Monza. Méritos para lograrlo tenía, porque con 15 años y en la primera mitad de la temporada, el piloto nacido en el karting uruguayo ya ganaba carreras para sorpresa de los referentes de la especialidad. Victorias y récords que además lo hicieron entrar en la historia de la Fórmula Abarth, ya que nadie había vencido con tan corta edad.

Un fin de semana casi que soñado en el que el joven piloto (recién cumplió 16 años) estableció la pole, ganó una de las tres carreras del fin de semana y marcó récord de vuelta.

“Fue dificilísimo porque la experiencia de correr con lluvia nunca la había afrontado y la verdad es tremendo porque en Monza el monoplaza va a más de 240 kilómetros por hora”, destacó Santiago Urrutia, quien se emocionó con el recibimiento que le tributaron amigos, familiares, vecinos y gente que se arrimó desde otras localidades cercanas hasta su casa de Colonia Miguelete, en Colonia.

“Ahora voy a aprovechar a jugar al fútbol y comer algún asadito…”, indicó el Rookie 2012 de la Fórmula Abarth en una clara muestra de lo que más extrañó todos estos meses en Europa.

Pero la cuestión es no desconcentrarse ni tampoco perder la mejor forma física, algo envidiable en Urrutia además de su firme personalidad y calidez humana.

Es que en poco más de un mes, entre el 3 y el 6 de noviembre, la escudería Ferrari y la Federación Italiana de Automovilismo lo esperan en el autódromo italiano de Vallelunga.

En ese sentido, Urrutia reconoció que la jornada de pruebas bajo la lupa de Ferrari a bordo de un Fórmula Tres lo pone nervioso. “Es que es una gran expectativa, sé que tengo que rendir al máximo. Pero es a la vez un tremendo compromiso, una gran responsabilidad. Lo siento así. Seguramente cuando llegue el momento estaré concentrado en eso y buscando obtener las mejores calificaciones porque sé lo que me juego en esos días de test”, destacó.

Al ganar el Rookie 2012 en la Fórmula Abarth, Urrutia conquistó, además de un hermoso trofeo, el derecho a una jornada completa de test en la pista de Vallelunga, que será fiscalizada por la Federación italiana y ejecutada por la escudería Ferrari, que pone en pista un Fórmula Tres.

Del puntaje en varios ítems teóricos y prácticos que obtenga el piloto dependerá el apadrinazgo que la escuadra de Maranello le dispense en sus siguientes pasos deportivos en Europa además de abrirle las puertas de par en par en su academia de formación de jóvenes promesas.

Un sitio donde a la edad de Urrutia sueñan estar miles de jovencitos de todo el mundo. Pues bien, allí está el uruguayo con toda la garra charrúa en sus manos y en el pie derecho.

Por estas horas y en su ciudad natal, su papá Carlos espera con ansiedad la llamada que desde Maranello marcará el día y la hora de contacto con los rojos del cavallino rampante.

Adrián Campos, el español ex piloto de Fórmula Uno, es actualmente propietario de un equipo de Fórmula Tres y manager de jóvenes pilotos.

Tras el resonante año de Urrutia fue uno de los tantos que se acercó a los propietarios del equipo BVM para el que corrió el uruguayo en busca de datos, y luego de eso entró en contacto con Carlos, el papá de Santiago.  

Sudamérica arriba

Los italianos en Monza esperaban que el piloto Luca Ghiotto se quedara con los dos máximos títulos en juego: el Campeonato Europeo y el Campeonato Italiano de la Fórmula Abarth. Pero, remando desde atrás, el brasileño Nicolás Costa se alzó con ambas coronas. Los portales italianos reflejan el momento sudamericano en sus páginas con Costa y Urrutia juntos. Verlos juntos y sonrientes es toda una novedad, ya que el brasileño de 21 años tuvo un par de encontronazos con el uruguayo de 15, que le mojó la oreja en varias carreras.


Fuente: Mario Rosa

Populares de la sección

Comentarios