Un triunfo necesario

Diego Alonso busca con Peñarol su primera victoria desde que lo dirige, nada menos que ante Cobreloa para clasificar a la segunda fase del torneo continental

Para muchos el del jueves será un partido muy especial. Para Peñarol y Cobreloa, obviamente, para Jonathan Sandoval –quien debutará con la camiseta mirasol– y, ni que hablar para Diego Alonso, quien busca justamente en este compromiso su primera victoria desde que dirige a los aurinegros.

Es que hasta el momento, Alonso dirigió en tres encuentros –contando los dos de pretemporada en Canadá y Portugal– y en todos terminó con empate.

En esta jornada, en caso de igualdad en 0 –como sucedió en el partido de ida– ambos irán a penales. Si se registra un empate con goles, cualquiera sea la cantidad de estos, será Cobreloa el conjunto que clasifique.

Por eso, el del jueves no es un encuentro más para los aurinegros, ya que irán en busca de un triunfo necesario para poder clasificar a la segunda ronda de la Copa Total Sudamericana.

Para ello, Alonso se dio cuenta que hubo algunas cosas que no funcionaron en el encuentro de ida ante los chilenos y, debido a ello, hará tres variantes dándole ingreso en el fondo al nombrado Sandoval, en el mediocampo a Sebastián Píriz y, en ofensiva, a Carlos Núñez, quien ni siquiera fue tenido en cuenta como recambio el jueves pasado.

Si bien el equipo que presentará el jueves Peñarol es bastante ofensivo, no debe descuidarse debido a que Cobreloa juega un fútbol atildado –como mostró de local– y sale muy bien de contragolpe.

Dos de sus titulares, Alejandro Vásquez y Diego Silva, llegaban el miércoles de nochecita a Montevideo luego de que no pudieran viajar con todo el plantel ya que los pararon en el aeropuerto. De todas maneras, el jueves estarán de entrada en el Centenario.

Alonso tiene muy claro que de no clasificar el jueves, comenzará en Peñarol con el pie izquierdo.

Existe una diferencia importante a favor del conjunto chileno en cuanto a rodaje, ya que Cobreloa ha jugado varios partidos ya por la actividad local, en tanto que el de esta jornada será recién el segundo oficial de los mirasoles.

Esa diferencia se hace sentir en la cancha, sobre todo en los primeros compromisos que disputan los clubes y, como sucede normalmente con el fútbol uruguayo, es el último en empezar y cuando juega este tipo de torneos, lo hace en inferioridad futbolística ya que los rivales tienen mucho más andamiaje colectivo en la cancha.

Peñarol tiene que lograr un mayor balance entre los jugadores que alternan arriba, con los defensas, porque el rival sabe sacar rédito en ese aspecto.

Para ello, Fabián Estoyanoff y el Japo Rodríguez deberán trabajar bastante, porque también deberán contar con llegada por las bandas.

Carlos Núñez le puede dar otro aire a la ofensiva carbonera, pero no ha jugado demasiado con Marcelo Zalayeta. De todas formas, es un cambio muy interesante para verlo otra vez en acción.

Peñarol tiene que sacar provecho de ser local, y demostrar que puede ser protagonista en su casa contra un equipo chileno que lleva 16 partidos invicto. “La prensa de ese país dice que es el mejor equipo de Chile en la actualidad”, dijo Diego Alonso el miércoles en El Observador. El jueves tienen una gran chance de eliminarlos de la Copa.


Populares de la sección

Comentarios