Un triunfo con aire Real

Barcelona ganaba 1-0 y dominaba hasta que el Madrid vio que perdía todo; lo dio vuelta con 10
Contra todos los pronósticos, con diez hombres, jugando como visitante y luego de perder 1-0, Real Madrid venció en el clásico a Barcelona como una señal de que aún quiere seguir vivo en lucha por la Liga Española, ya que logró recortarle tres puntos a Barcelona.

Real Madrid devolvió la emoción a la Liga con su victoria que también fue festejada por Atlético de Madrid, que había ganado 5-1 a Betis, con lo que los equipos de la capital acortaron su desventaja.

Cristiano Ronaldo fue el gran villano que dejó helado a un Camp Nou que se preparó por todo lo alto para rendirle homenaje a Johan Cruyff.

Fue el luso, justamente, quien a los 82 minutos bajó una pelota con un control exquisito para batir a Claudio Bravo y enmudecer el estadio cuando el clásico estaba 1-1.

Embed

Dos minutos antes, hubo un gol mal anulado de Bale por una dudosa falta sobre Jordi Alba.
Gerard Piqué, otro zaguero de corte clásico tradicional, había adelantado a Barcelona en el minuto 56, de cabeza y tras un tiro de esquina donde Pepe fue cortinado por Luis Suárez.

Sin embargo, antes de que la alegría se consumara en el estadio catalán, el galo Karim Benzema puso de tijera el empate luego de un centro perfecto de Toni Kroos apenas seis minutos después.
El partido tuvo la constante presión de dos equipos que no regalaron espacios y que fueron muy fuerte a todas las pelotas.

En ese sentido, Sergio Ramos debió ser expulsado mucho tiempo antes y apenas dejó la cancha al minuto 83, al ver la segunda amarilla tras una dura infracción contra Suárez.

Embed

El demoledor MSN no apareció nunca en la cancha y Lionel Messi, que necesitaba anotar para llegar en este partido al gol número 500 de su carrera, tuvo su mejor ocasión del partido con un disparo que obligó a Navas a volar para poder despejar a córner recién a los 54 minutos.

El partido tuvo en Casemiro al gran héroe silencioso. Sin gestos para la tribuna y sin jugadas de brillo, el volante fue el factor fundamental del equilibrio merengue cuando su equipo debió ir a buscar la igualdad.

Con los relevos en tiempo y forma, cortando balones en la zona medular y siempre distribuyendo bien, Casemiro logró ganarle el duelo a Rakitic y fue consolidándose como la gran figura del clásico más importante del fútbol ibérico.

Con este empate, Barcelona se quedó con 76 puntos y ve ahora cómo Atlético de Madrid, segundo con 70, se acerca a 6 puntos gracias a su 5-1 sobre el Betis.

Embed

Real Madrid por su parte, reduce su desventaja a los 7 puntos, con lo que podrá seguir apurando sus opciones de ser campeón, cuando todavía quedan siete jornadas por disputarse.

Pese a la alegría de sus jugadores, Zidane fue claro en cuanto al mensaje y sentenció: "Primero deberemos pensar en pasar al Atlético, todavía somos terceros, a siete puntos de Barcelona. Luego ya veremos. Quedan jornadas. Debemos seguir como antes. Antes del partido decíamos que había que trabajar bien. Son tres puntos y esto es un Clásico, siempre es mejor ganarlo. Estoy contento".

Embed
La derrota en el Camp Nou pone fin además a la racha de 39 partidos invictos del Barcelona, un récord en el fútbol español, y sobre todo empaña el homenaje de la hinchada azulgrana a Johan Cruyff, mito del club, fallecido la pasada semana y al que se brindó un gran recuerdo antes del Clásico.


Populares de la sección