Un tal Djokovic

“Al principio pensé que era una broma”, pero es el hermano de Novak y “aterrizó en paracaídas el hombre”, contó Diego Pérez acerca de la llegada de Marko al Uruguay Open

Al margen de la llegada de los jugadores mejor rankeados para el Uruguay Open, el apellido Djokovic sonó fuerte en la promoción del Challenger de Montevideo y eso causó sorpresa y también curiosidad. Un par de semanas antes del comienzo del torneo, el serbio Marko Djokovic, hermano de Novak, actual número dos del mundo, había asegurado su presencia en el Carrasco Lawn Tennis.

Cuando llegó, lo primero fue ver qué tan parecido es a Novak y luego quedará analizar y comparar su tenis, aunque sea en algún mínimo detalle. Con 21 años no le pesa portar su apellido; incluso maneja la situación a su favor sin que le frustren las comparaciones.

Al decir de Diego Pérez, el director del torneo, “aterrizó en paracaídas el hombre”, pues Marko “venía haciendo circuito en la región y le habrá gustado la idea de venir para Montevideo”.

La historia comenzó a gestarse a través de un correo electrónico que parecía una broma, unos 20 días antes del torneo. “A mí no se me ocurrió traerlo”, confesó Pérez. “Me mandó un mail el manager de Novak”, agregó.

Y es que así sucedió. “Cuando leí el asunto del mail, que decía ‘Novak Djokovic’, pensé que era una broma. Pero después que lo abrí leí que se trataba del manager de Novak, quien explicaba que le estaba dando una mano a Marko”, relató Diego Pérez a El Observador.

En el mail, el manager expresaba que le “gustaría saber si podía recibir un wild card para el torneo”, algo que no necesitó demasiado análisis. Era un nombre atractivo para el público y además iba a generar expectativa por el torneo.

Tras el pedido, Pérez explicó que no existía ningún problema, ya que había tres invitaciones reservadas para los uruguayos (Marcel Felder, Martín Cuevas y Ariel Behar) y aun había una disponible. Al margen, Cuevas se lesionó y su wild card fue usada por el argentino Máximo González.

La única exigencia llegó por el lado de la organización. “Yo pedí que me asegurara 100% que si le daba el wild card venía; no  quería anunciar un nombre y después fallar”, señaló el director del evento.

Luego, nada de complicaciones. “Una vez que me confirmó y se le otorgó el wild card fue todo sin problemas. La verdad, un fenómeno y el más agradecido de todos. Llegó con una remera de Novak de regalo y una caja de chocolates (risas)”, agregó Pérez.

Hasta el martes se lo veía muy concentrado en el torneo, entrenando bien y contento de estar en Montevideo. La organización solo recibió de su parte agradecimiento y elogios hacia el torneo, el hotel y el club.

 

¿Parecido?

Los más curiosos se acercan para ver si realmente es parecido a Novak y es claro que no hay consenso. “Tiene un aire”, dice más de uno, “pero es un poco más rubión”. Lo que sí tienen en común es una historia en la que el tenis le sirvió para alejarse de las guerras y de los conflictos en la región de la ex Yugoslavia. Así lo han declarado en alguna oportunidad sus padres, que junto a sus hijos encontraron en el deporte blanco el escape a la roja época de la disolución yugoslava y de los enfrentamientos entre serbios, bosnios y montenegrinos.

Marko es el hermano del medio y está entre el primero de la familia, Novak, y el más chico Djordje, de 17 años y también tenista, hoy en el puesto 1.534 del ranking ATP.

En el deporte, Marko difícil pueda seguir los pasos de su hermano mayor, pues a su edad actual (21 años), Novak ya era el tercer mejor tenista del mundo.

Sin embargo, el apellido no le genera presión, sino que lo usa como llave para abrirse puertas… incluso vía mail.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios