Un semestre en juego

Tanto Peñarol como Nacional se disputan el domingo más que tres puntos, ya que de perder, pueden complicar muchísimo su futuro en el certamen

Todo lo hablado en la semana quedó de lado. Llegó la hora del partido, la de verse las caras nuevamente en lo que será un clásico muy esperado.

Son esos 90 minutos que cualquier hincha del fútbol quiere ver por lo que son los dos equipos y porque se juegan muchísimo en ese compromiso. Se puede decir que se disputan el semestre.

Porque Nacional es el que necesita imperiosamente unidades para no perderse en la tabla de posiciones, y Peñarol también tiene que ganar porque tanto El Tanque Sisley como Defensor Sporting no dijeron aún la última palabra en este Torneo Apertura.

Por eso y porque el clásico es el encuentro más esperado por los propios jugadores y los entrenadores de ambos conjuntos, es que se espera para esta jornada un encuentro especial.

Por el lado de los dirigidos por el Polilla Da Silva, llegan con la tranquilidad de haberle sacado cuatro puntos a su rival de siempre, aunque, claro está, el domingo pretenderán que la diferencia se estire a siete.

Todo lo contrario ocurre con los del Chavo Díaz, quienes no pueden dejar pasar esta ocasión para acercarse.

Desde el punto de vista deportivo, Peñarol llega mejor al clásico, con un juego más colectivo y contundente.

Nacional, por su parte, perdió en sus últimas dos ocasiones y no mostró levante. Además, los albos no podrán contar con Facundo Píriz ni Gonzalo Bueno, dos hombres fundamentales en su andamiaje.

En los aurinegros no estará Carlos Valdez por lesión.

El clásico y las hinchadas esperan. Seguramente será un domingo especial pensando en conseguir esos tres puntos decisivos para ambos, porque en 90 minutos, se jugarán mucho más que un  partido.


Populares de la sección

Comentarios