Un NBA para Los Teros: vuelve Rodrigo Capó

Confirmó a El Observador que quiere estar para el repechaje con Rusia o Zimbabue

El mapa se va aclarando para Los Teros. Embarcados en la lucha por clasificar al Mundial Inglaterra 2015, la selección uruguaya de rugby viene sumando buenas noticias. Una de ellas es el inicio de un plan de semiprofesionalización que permita a los jugadores mejorar los entrenamientos de cara a la semifinal del repechaje con Hong Kong, el  2 de agosto (ver nota aparte). Pero además, de ganar allí Los Teros tendrán un refuerzo de lujo para la final con Rusia o Zimbabue: Rodrigo Capó, segunda línea de Castres de Francia y jugador más destacado del rugby uruguayo, quien anunció su intención de volver después de tres años de estar alejado del equipo.

La posibilidad que Capó vuelva a Los Teros se maneja desde 2012, aunque nunca se concretó. Pero ahora el jugador confirmó a El Observador que retornará al equipo. La tranca para que esté ante los asiáticos es que su club no está dispuesto a cederlo, ya que coincide con una instancia clave de la pretemporada.

“Soy muy agradecido con el rugby uruguayo. Uno nunca se debe olvidar de dónde uno viene, a mí me dio la posibilidad de salir de Uruguay. Por eso si bien tuve un impasse en la selección porque no tenía ganas de ir, porque tenía otras prioridades, y porque para ir mal prefería no ir. Hoy por hoy estoy con muchas ganas de integrarme a la selección y poder clasificar”, dijo Capó desde Francia en entrevista con El Observador.

“Hemos hablado con el presidente (Sebastián Piñeyrúa). Con Hong Kong lamentablemente no puedo ir porque el club me pidió por favor que me quedara y tampoco puedo ponerme contra el club, que es el que me da de comer. Si Dios quiere se le va a ganar a Hong Kong, no tengo dudas, y con Rusia, que es dónde se define, no habría ningún problema, estaría al 100% para aportar” agregó.

Sobre los motivos de su ausencia en esta instancia, Capó indicó: “Justo cae cuando es el stage, una instancia donde se ve todo el sistema de juego, los objetivos. Me pidieron que no fuera, que para ellos es  muy importante. Tampoco quiero tironear mucho. Pero me dijeron ‘No hay ningún problema con que defiendas a la selección y si llegan a clasificar para el mundial, esperemos que puedas cumplir tu sueño’”.

“Estoy al tanto de que se están haciendo bien las cosas, que gracias a Dios el rugby uruguayo está muy unido. No hay más ese tipo de conflictos que siempre hubo. Todos están tirando para un mismo lado con el objetivo de llegar al mundial. Son cosas que te motivan todavía mucho más, y te dejan con ganas de ir”, agregó.

Ausencia y segunda juventud
El jugador de Castres mantuvo por años una relación distante con Pablo Lemoine, ahora DT del equipo. Cuando Lemoine asumió tuvieron una conversación donde sellaron la paz, pero el retorno nunca se concretó.

Luego que Uruguay le ganara a Chile por la Eliminatoria, Capó dijo que quería cerrar su carrera jugando con Los Teros, pero luego desistió de la citación en el repechaje de marzo ante Estados Unidos, debido a que por esos días sería padre en Francia.

De todos modos las conversaciones se mantuvieron, y ahora están a punto de concretarse.

En el tramo final de su carrera (34 años) Capó se transformó en uno de los jugadores más importantes de Europa.

Fue clave para que Castres fuera campeón de Francia en 2013, y vicecampeón en  2014.

Incluso fue elegido en el equipo ideal de la temporada en el Top 14.

“El año pasado tuve unas lesiones en la pantorrilla y el club me mandó a Capbreton, un centro de recuperación europeo”, afirmó.

“Me sirvió para cuestionarme muchas cosas, y darme cuenta de lo que quería: poder llegar a un gran nivel rugbístico, y poder disfrutar de esto que es mi pasión. Perdí mucho peso, pesaba 127 kilos y bajé a 117. Empecé a trabajar con un PF que es un fenómeno, me ayudó a poder subir ese escalón, y poder disfrutar. Nunca es tarde para darse cuenta”, agregó Capó, que además a principios de año fue padre, algo que influyó en su “segunda juventud”.

“El nacimiento de mi hija me motivó de una manera increíble. Si bien unos meses antes estaba nervioso, desde el momento que la tuvimos en nuestros brazos fue una motivación de energía, que te ayuda para todo. Todo lo que hacés es pensando en ella”, concluyó.


Populares de la sección

Comentarios