Un muñeco disparó la polémica

Un muñeco que simbolizaba una burla a la lesión de Antonio Pacheco apareció colgado en el palco del ex dirigente de Nacional Morgan Martínez, quien dijo que fue obra de “un chiquilín” y que se retiró rápidamente

La picardía de un niño, que el domingo de tarde en el Parque Central colocó un muñeco con forma de gallina con camiseta amarilla, con la pata derecha enyesada y con un número 8 negro en la espalda en el vidrio de un palco, promovió un inusitado revuelo. Fue el tema de ayer en las redes sociales, disparó la polémica y los reclamos de Peñarol, que pide a Nacional una disculpa pública.

La situación se registró en el palco del exvicepresidente tricolor, Morgan Martínez, en el que estuvo, como lo hace habitualmente el vicepresidente de la República, Danilo Astori.
Martínez explicó a El Observador que previo al partido del domingo entre Nacional y Cerro Largo por la segunda fecha del Apertura, un niño colocó un muñeco y que cuando los mayores que estaban en el palco se percataron de la situación lo retiraron.

El hecho fue registrado gráficamente por  hinchas que se encontraban en la tribuna principal y, a través de las redes sociales, adquirió una singular notoriedad, en tiempos en los que la sensibilidad de los parciales está potenciada por el saludo que promovió el presidente de Nacional a Antonio Pacheco, tras la fractura del jugador aurinegro, y la posterior decisión de la directiva de retirar el texto publicado en la web oficial de la institución, y porque en 2008 los hinchas aurinegros ingresaron a la tribuna del Estadio Centenario con una gallina gigante con la camiseta de los albos.

“Hubo un muñeco antes del partido, pero lo sacaron los grandes. Fue obra de un chiquilín”, dijo Morgan Martínez, exvicepresidente de Nacional y el principal impulsor para la recuperación del Parque Central a comienzo de la pasada década.

“Lo que sucedió es criticable 100% y no puede suceder, pero fue una cosa de niños”, explicó Martínez a El Observador y aclaró: “Ya llamé a Damiani para pedirle disculpas”.
La situación que se vivió en el palco número 2 del Parque Central, que arrienda el exdirigente de Nacional, se vio agravada porque en ese mismo lugar durante el partido del domingo estuvo el vicepresidente Astori. “Lo del muñeco sucedió antes de que llegara Astori”, agregó Martínez.

El exvicepresidente albo agregó que cuando durante el partido los hinchas de Nacional desplegaron una bandera de Peñarol en plena barra de aliento tricolor, en clara señal de provocación a los hinchas rivales, fue motivo de charla entre él y Astori, quienes cuestionaron, según Martínez, lo que sucedía en la tribuna.

El hecho tomó notoriedad debido a la repercusión que alcanzó en las redes sociales a través de la denuncia que hizo el portal www.eldiario.com.uy que vinculó a Astori “envuelto en acto de incitación a la violencia”, con la foto que se publica en esta misma página y que fue divulgada por dicha web.

Consultado el presidente de Nacional, Ricardo Alarcón, acerca de lo que sucedió en el palco, dijo a El Observador que desconocía el hecho y expresó que no había asistido al partido del domingo porque tuvo que atender asuntos personales. De todas formas, expresó que iba a investigar.

Reclamo aurinegro
El movimiento 2809 de Peñarol, minoría en la actual dirección aurinegra, durante la tarde emitió un comunicado en el que solicitaba a la directiva de su club que “tome enérgicas medidas”, entre las que destacaba citar a dirigentes de Nacional para que den explicaciones, al vicepresidente Astori para que aclare su presencia en el palco en el que se mostró una gallina en clara provocación a los aurinegros, exigía un desagravio público por lo sucedido y estudiar si era necesario llevar el tema a la justicia para que los aurinegros fueran resarcidos de alguna forma por Nacional.

En la tarde de ayer el presidente Juan Pedro Damiani convocó a conferencia de prensa para exigir disculpas públicas de Nacional como consecuencia de lo sucedido en el partido del domingo y expresó que la institución mirasol “deplora lo que pasó en el Parque Central”, porque lo consideró “agraviante e inútil”.


Populares de la sección

Comentarios