Un futuro brillante

Dai Jenkis, eminencia del rugby galés, asesoró a Los Teros y concluyó que pueden pelear el 11 lugar mundial
Dai Jenkins es una eminencia del rugby galés. Fue el arquitecto del equipo campeón mundial de seven en 2009, y el formador de la generación actual de la selección del Dragón, que ha logrado entreverarse entre las potencias mundiales.
Se trata de un hombre con un conocimiento amplísimo, dentro y fuera de la cancha.

Oficial del ejército británico en la guerra de Bosnia, tiene una clara idea de lo que deben ser las estructuras de trabajo. "No hay nada más organizado que un ejército al ir a la guerra", dijo en las 24 horas que acompañó a Uruguay.

Jenkins acompañó a la delegación uruguaya a pedido de Craig White, ex preparador físico de la selección galesa, quien trabajó con Los Teros durante un mes.

Desde su posición de experto en varias áreas del rugby moderno, Jenkins se reunió con entrenadores, staff y jugadores, para empaparse de la realidad de la selección uruguaya, más allá de lo que ve en la cancha.

"Uruguay venció a Gales por 22 minutos, fue una performance fantástica. Presionó al rival, cedió 12 penales con Gales y 12 con Australia. 6 fueron en el scrum. La disciplina fue fantástica. Eso es una mejora enorme", dijo Jenkins.

Y sus conclusiones fueron muy esperanzadoras para el futuro del rugby uruguayo: alabó el rendimiento deportivo ante Gales y Australia, considerando las enormes diferencias, y concluyó que los jugadores tienen una inteligencia superior a la media, que les permite disimular la falta de tamaño y que hay material como para ser un Tier 2 competitivo en poco tiempo, al nivel de Estados Unidos, Georgia o Canadá.

Claro que para eso hay que dar varios pasos importantes en estos tiempos. El que más destacó Jenkins es reforzar el área de análisis de video para tener más información de los rivales ("nadie va a la guerra sin un buen equipo de inteligencia", fue la comparación que usó), y además, destacó que es imprescindible un plan estratégico profesional.

"El equipo ha tenido un gran rendimiento y ha mejorado mucho. Tuvieron dos actuaciones fantásticas
contra dos de los mejores equipos del mundo. Levantaron la bandera del rugby uruguayo. Deben estar muy orgullosos de lo que han hecho. El profesionalismo de su staff es excelente: todos trabajan al máximo de sus posibilidades. La preparación física del plantel es excepcional. Las capacidades de sus jugadores y su conocimiento del juego, de cómo reaccionar en el contacto, también son sobresalientes", destacó Jenkins en diálogo con Referí.

"La condición física de los jugadores y la velocidad de aprendizaje muestra las cosas brillantes que pueden venir en el futuro. Hay mucho para mejorar en varias áreas, estructuras que necesitan ser desarrolladas. Esas mejoras pueden darse en solo un año. Una vez que las tengan, Uruguay será muy competitivo en el Tier 2, contra casi todos los equipos de ese nivel", agregó.

A la hora de destacar los avances concretos que se necesita implementar, el consultor galés expresó: "El área de análisis de videos. Es una gran área en el juego moderno: hay muchas ventajas técnicas. También tienen que ver el sistema de performance de elite en su globalidad, que todos los departamentos evolucionen. Tendrán avances en todos, pero lo más importante hoy, donde se pueden tener grandes ganancias, es en el análisis. Pueden conseguir un 20% de mejora en sus rendimientos. No 5%, ni 10%: 20%".

Sobre el desarrollo profesional del seleccionado, Jenkins también fue claro al opinar que es primordial para acortar distancias: "Uruguay necesita convertirse un equipo de Tier 2. Hay excelentes personas trabajando, y hay un gran avance en la performance. Las últimas 2 semanas han demostrado que pueden competir en la serie más dura de todo el mundial".

"El objetivo debe ser competir en el top del Tier 2. Hay muy buenos países en ese segundo escalón, que se están acercando a los Tier 1", cerró Jenkins.

Populares de la sección

Acerca del autor