Un equipo uruguayo, entre cuevas y canguros

El Uruguay Natural Ultra Sports cerró el campeonato mundial con una trabajada carrera en Australia
Australia, la lejana y silvestre isla de la punta del mapa, fue el destino del equipo uruguayo de carreras de aventuras Uruguay Natural Ultra Sports para disputar la última etapa del Campeonato Mundial de esa disciplina.

Y allá fue el team celeste, comandado por su capitán Ruben Manduré y que en esta ocasión se integró también con Federica Frontini, Gonzalo Spaldone y el brasileño Ze Elías, una formación mixta, como establece el reglamento internacional para puntuar por el ranking, y con un extranjero, como está permitido.

"Fue una carrera bravísima pero dentro de lo que se esperaba", contó a Referí Manduré, de 51 años, quien destacó que participaron 97 equipos entre los que hubo amplia mayoría de representantes locales, ya que Australia es un país que le da mucha importancia a este deporte. "Ellos se crían haciendo estas cosas, tienen mucha cultura de aventuras al aire libre, no como nosotros que llegamos a esto tras comenzar en otras disciplinas", explicó.

Con la expectativa de completar los 600 kilómetros de recorrido en cinco días, lo que lo iba a dejar en una buena colocación en la clasificación, el team uruguayo se puso en marcha. Las aguas del Mar de Tasmania fueron el punto de largada con 35 kilómetros de remo, entre ballenas y delfines.

"El ritmo fue muy alto", contó Manduré, tal como era de esperar al competir con los mejores del mundo. "Largamos concentrados en mantener nuestro ritmo fuerte sin mirar para los costados", dijo.

Luego de ese arranque sumaron 14K de trekking por la costa de Shoalhaven, volvieron a los botes para remar 13K en una laguna y se subieron a las bicis para hacer 90 kilómetros con algo de desnivel. Después, dejaron de pedalear para volver a poner pie a tierra con otro tramo de 38 kilómetros.

Para el capitán del equipo ese trayecto costero fue uno de los lugares más maravillosos que ha visto en todas sus carreras. Además, tuvo la particularidad de que estuvieron acompañados de canguros que estaban en la playa. "Nos dijeron que cuando los tuviéramos cerca pasaramos a uno dos metros por las dudas que atacaran. Pero no pasó nada, incluso los más chicos se acercaban para ver si les dabamos algo", señaló.

Uruguay Natural Ultra Sports
El Uruguay Natural Ultra Sports en bicicletas por las playas autralianas
El Uruguay Natural Ultra Sports en bicicletas por las playas autralianas

Así pasaron las primeras 30 horas de competición –fue una prueba "non stop", en la que el reloj nunca para- y decidieron dormir 90 minutos para recuperarse.

El recorrido siguió con remo nocturno, más ciclismo, más trekking y nuevamente bicicleta. Fue la parte más dura de exigencia física, pero no la más complicada.

Llegaron a un tramo especial de tipo turístico en la que tenían que recorrer cavernas en poco tiempo, pero todo se transformó en una pesadilla que les llevó varias horas, a ellos y a otros equipos, lo que causó gran desgaste.

"Todos los mapas de orientación habían estado perfectos, pero el de ese tramo no tenía la escala y no tenía el norte, lo que nos complicó muchísimo", contó Manduré. En esa parte, ya de noche, debían ubicar seis entradas a cuevas -agujeros en el suelo rocoso entre los arbustos- pero se les hizo imposible. Volvieron a iniciar el tramo para reubicarse pero no lo lograron, por lo que decidieron descansar y hacerlo en las primeras horas de la mañana.

canguros
Los canguros dijeron presente en las playas australianas
Los canguros dijeron presente en las playas australianas

Manduré destacó que en este tipo de carreras cuando algo sale mal trastoca todo. Y así fue. Les costó encontrar la última caverna, luego volvieron al río y los agarró una fuerte tormenta con rayos, granizo y frío, lo que los hizo refugiarse toda la noche.

Esa demora derrumbó el plan de hacer el recorrido total en cinco días y de meterse en el top 20 mundial, algo posible si todo hubiera salido a la perfección.

La carrera siguió con los últimos tramos, para que la bandera uruguaya cruzara la meta en el puesto 50, tras seis días de competencia y más cinco horas. "Terminamos en media tabla", contó Manduré, quien valoró lo hecho por su equipo ante los mejores del mundo y por el top 30 con el que cerrarán la temporada 2016.

Uruguay Natural

El equipo Uruguay Natural Ultra Sports cuenta con apoyo del Ministerio de Turismo lo que le permite costear parte de sus competencias. "Es una ayuda importante, aunque tenemos otros auspiciantes y también debemos buscar formas de financiarnos", indicó Manduré quien señaló que en varias carreras son invitados pero en las fechas del cirucito mundial hay que pagar inscripción, las que cuestan "miles de dólares".

Acerca del autor