Un equipo que ya no está para amistosos

Tras irregular producción, en la que no sintió la necesidad de rendir al máximo, Uruguay igualó con Austria

En este ciclo particularmente extenso como exitoso que desarrolló la selección de Tabárez, señalar fortalezas y debilidades en el funcionamiento del equipo solo por lo visto en el 1-1 de ayer ante Austria es tan absurdo como injusto con un proceso que bajo la conducción del técnico acumula más de 100 partidos y cientos de experiencias individuales y colectivas.

Por lo expuesto ayer y analizado en el contexto de la transformación que fue sufriendo Uruguay (evolución en algunos aspectos, involución en otros) en los últimos meses, y la madurez de sus hombres, quiero creer que esta selección llegó a un punto que ya no es un equipo para jugar partidos amistosos y que necesita motivaciones más fuertes para exigirse al máximo y lograr ese plus que desde lo anímico le agrega a su rendimiento futbolístico. Ayer Uruguay no mordió a sus rivales, simplemente los acompañó en sus desplazamientos, algo que es impropio de este equipo que se caracterizó por la actitud defensiva y que hizo de la garra un símbolo de esta generación, que recuperó los valores del histórico juego celeste.

La propuesta futbolística de Uruguay de ante Austria tuvo un primer tiempo muy pobre y un complemento enriquecido por rendimientos individuales que hicieron elevar el nivel del colectivo, pero la celeste nunca consiguió transformarse ayer en una fuerza sólida, cohesionada, que suele ser muy difícil vulnerar.

En el aspecto individual el punto más alto de Uruguay lo ofreció Álvaro Pereira. También Gastón Ramírez tuvo buenos minutos de fútbol, aunque en cuentagotas le hizo el juego para Suárez y generó una de las mejores ocasiones de gol del segundo tiempo.

Otra vez José María Giménez, que no empezó bien, terminó mostrando la solvencia que ya había exhibido ante Colombia, fue un puntal y una alternativa que tiene el entrenador para la defensa.

Uno de los déficits del funcionamiento ante los austríacos estuvo en la convicción con la que Uruguay salió a jugar el partido. Ese no es un detalle menor, y por eso lo escrito líneas arriba, cuando expreso que quiero creer que este equipo ya no está para jugar amistosos. En el primer tiempo Austria manejó el partido de la forma que quiso, mientras los celestes corrieron detrás del balón sin mostrar solidez en esas dos líneas de cuatro.

La selección sufrió el primer tiempo porque le faltó concentración y actitud. Fueron displicentes los marcadores. Entonces, Austria manejó a su antojo el primer tiempo y transformó a Fernando Muslera como la figura de la selección. En ese primer período, el local generó cinco situaciones de gol; Uruguay apenas dos a través de pelota quieta: un tiro libre de Suárez que se estrelló en el travesaño y un centro que Giménez desvió en la puerta del arco.

En el complemento cambió el partido por lo señalado, por el ingreso de Palito Pereira –que le dio velocidad y fútbol por la izquierda–, porque Ramírez de a poco se fue metiendo en partido, y porque, a diferencia de lo que había sucedido en el primer período, Tabárez colocó en su formación a más hombres con vocación ofensiva (Lodeiro, Ramírez, Stuani, Suárez y el propio Palito Pereira, que se mandaba al ataque y hacía las veces de puntero izquierdo).

Uruguay cumplió con el trámite de realizar una correcta producción y salvó con empate otra presentación internacional, pero este no es el Uruguay que puede hacer ruido en el Mundial. Necesita otras motivaciones.

Austria 1-Uruguay 1

Cancha: Estadio Wörthersee

Juez: D. Aytekin (Alemania)

Austria: Robert Almer; Gyorgy Garics, Martin Hinteregger, Aleksandar Dragovic, Markus Suttner; Christoph Leitgeb, David Alaba; Zlatko Junuzovic, Marko Arnautovic; Martin Harnik y Marc Janko. DT: Marcel Koller.

Uruguay: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Diego Godín, Jorge Fucile; Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos; Cristhian Stuani, Cristian Rodríguez; Diego Forlán y Luis Suárez. DT: Óscar Tabárez.

Cambios en Austria: 16' Florian Klein x Garics, 45' Heinz Lindner x Almer y Andreas Ivanschitz x Harnik, 67' Lukas Hinterseer x Junuzovic, 70' Veli Kavlak x Leitgeb y 80' Marcel Sabitzer x Arnautovic

Cambio en Uruguay: 29' José María Giménez x Lugano, 45' Walter Gargano x Diego Pérez y Gastón Ramírez x Forlán, 63' Álvaro Pereira x Cristian Rodríguez y Nicolás Lodeiro x Maximiliano Pereira y 80' Álvaro González x Arévalo Ríos

Goles: 13' Janko (A) y 65' Álvaro Pereira

Tarjetas amarillas: Ivanschitz, Suttner e Hinterseer (A) y C. Rodríguez y Fucile (U)


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios