Un empate y muy pocas ideas

Peñarol no pudo repetir lo bueno que mostró ante Ferro y solo logró igualar ante Olimpo en un encuentro lleno de imprecisiones y falta de ritmo

Valdez y Darío charlan en el fondo. Pese a que van ganando 2-1, saben más que nadie que no están rindiendo como el otro día ante Ferro. No solo ellos no rinden igual, el equipo tampoco.

¿Era esperado? Sí. Porque Peñarol sale de una intensa pretemporada y es su segundo partido internacional en tan solo cuatro días.

¿Se podía y debía haber jugado mejor? También. Este período de transición entre un torneo y otro, siempre hace bajar el ritmo, la dinámica y –lo que es peor– muestra imprecisiones dignas de jugadores que no son profesionales. No pasa solo en Uruguay, pero eso siempre lleva a que el espectáculo se vaya a pique.

Olimpo se paró de una forma en la que es muy probable que lo hagan –y lo hacen– el 80% de los equipos que enfrenten a Peñarol en el Campeonato Uruguayo, y también seguramente Jorge Wilstermann por la Copa Sudamericana.

Es decir, le cedió la pelota a los 11 hombres de Fossati y los esperó en su cancha. Literalmente.

Entonces se cerraron los espacios, no hubo tantos desbordes como contra Ferro, y sacando pinceladas de Núñez y Jonathan Rodríguez arriba, poco se vio.

Quizás otra vez el Japo Rodríguez haya sido lo más interesante jugando nuevamente en su nueva posición de volante junto a Pacheco quien casi no tocó la pelota. Pero el Japo también se cansó y entró en el común denominador del encuentro y, sobre todo, de sus compañeros quienes no daban dos pases seguidos bien.

En eso, el abanderado fue Sebastián Píriz. Pobrísimo con la pelota, el volante dio muestras claras de cansancio en una posición en la que juega como volante de marca único. No le será sencillo en el futuro.

El golazo de Núñez al principio colgando la pelota de un ángulo, el notable pase del Japo para una llegada de Diogo Silvestre en el complemento, el gran desborde de Rodales para servirle el segundo a Jonathan –tras un toque de Núñez–, fueron lo más claro de Peñarol.

En cambio, la defensa jugó mal, sobre todo, muy lentos Valdez y Darío, y Migliore cometió algún error importante.

Peñarol no tendrá más partidos antes de sus dos debuts en lo local e internacional y debe encontrar un balance entre lo que mostró ante Ferro y lo poco del sábado contra Olimpo.


Populares de la sección

Comentarios