Un empate con gusto a poco

Peñarol y Danubio igualaron sin goles en Jardines. Si bien jugaron un entretenido partido, los dos querían ganar: la franja por la recuperación y los aurinegros para meterse entre los primeros

Danubio y Peñarol igualaron 0 a 0 en Jardines del Hipódromo en el marco de la sexta fecha del Torneo Apertura.

El partido, si bien no rompió el marcador, sí tuvo jugadas de riesgo, y en grandes cantidades en los dos arcos. Es más, por momentos fue un partido entretenido, de ida y vuelta.

En el primer tiempo, sobre todo en el primer cuarto de hora, fue donde hubo más situaciones. La primera jugada la tuvo Peñarol. De izquierda a derecha la tocaron Olivera, Zalayeta, hasta que derivó en Estoyanoff que sacó un remate que pasó lamiendo el vertical derecho.

La franja tuvo una oportunidad parecida, que también nació de la izquierda, y, cuando ingresó al área chica Diego Perrone, sacó un remate débil que contuvo el arquero Bologna, de gran partido.

A los 14' Marcelo Zalayeta, que jugó un primer tiempo más de pivot y de generador de fútbol que de delantero definidor, se mandó una gran jugada. Le mandó un pase a Olivera que fue bien achicado por Ichazo y evitó el gol carbonero.

Luego el partido cayó en intensidad, y se hizo más disputado en la mitad de la cancha, lo que generó menos chances en los arcos y menos actividad de los arqueros.

En el complemento, Peñarol y Danubio empezaron a tantear desde afuera del área.

Richard Núñez fue el primero en animarse: luego de una gran apilada, logró un remate de media distancia que Bologna, atento y en una notable estirada, la mandó al córner.

Luego, fue turno de Raguso, que probó con un remate cruzado, que intentó conectarlo lanzándose Estoyanoff, pero el esférico terminó desviado.

Ignacio Nicolini, futbolista que ingresó por Sebastián Cristóforo, también quiso desde media distancia: su disparo rebotó y terminó en un tiro de esquina.

El encuentro, con poco control en el mediocampo, se hizo vibrante y pudo estar para cualquiera. Quizás con Peñarol más volcado al ataque y Danubio apostado al contragolpe, pero con los dos equipos con el anhelo de llevarse el triunfo.

Y así fue que los arqueros cobraron protagonismo. Bologna logró una gran tapada a Núñez en un remate y en la consiguiente jugada logró tapar un cabezazo del mismo jugador. Ichazo también fue protagonista cuando Estoyanoff probó y logró desviar el balón hacia afuera.

Pero ninguno de los dos pudieron vencerse.

Con este resultado, Peñarol pierde dos puntos que le impiden igualar la línea de Nacional. Quedó con ocho con ocho puntos, a dos de los tricolores y a tres del líder Defensor. En tanto, Danubio sigue sin poder ganar en lo que va del campeonato. Fue un empate con gusto a poco para los dos.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios