Un doblete en juego

Sevilla buscará este domingo ante Barcelona hacer el doblete esta temporada y ganar su sexto título copero
Sevilla buscará este domingo ante el Barcelona, en el Vicente Calderón de Madrid, hacer el doblete esta temporada y ganar su sexto título copero en la octava final de la Copa del Rey de su historia, cuatro días después de haberse proclamado en Basilea (Suiza) pentacampeón de la Liga Europa.

Los sevillistas, que levantaron por última vez el trofeo de Copa en 2010 al ganar al Atlético de Madrid (2-0), precisamente en el Camp Nou, el estadio de su rival ahora, presentan un balance favorable en sus siete precedentes de finales coperas, con cinco triunfos frente a dos derrotas.

Aunque su competición 'talismán' es la Liga Europa -antigua Copa de la UEFA-, en la que es el club más laureado con cinco coronas y el único que la ha ganado tres veces seguidas con su triunfo del miércoles ante el Liverpool, el Sevilla también se ha convertido en la última década en un equipo copero, con dos títulos en 2007 y 2010.

Además, desde 2004 el equipo hispalense se ha clasificado para las semifinales de Copa en siete ocasiones -con esas dos finales y la del domingo incluidas-, y en la última de ellas eliminó el pasado febrero al Celta (4-0 en el Sánchez Pizjuán y 2-2 en Balaídos), para luchar ahora en el Calderón por el que sería su sexto entorchado.

Antes, levantó el trofeo en sus tres primeras finales, entre los años treinta y cuarenta del siglo XX, y luego perdió dos (1955 y 1962), tras lo cual el sevillismo debió esperar 45 años para llegar a una nueva final, la de 2007 ganada al Getafe (1-0) en el Santiago Bernabéu, motivo por el que Madrid se convirtió en una gran fiesta blanquirroja con una masiva presencia de seguidores.

La primera final copera del Sevilla fue durante la II República, en 1935, cuando conquistó el primer título nacional de su historia -el único de Liga llegaría en 1946- al vencer por 3-0 al Sabadell, en Madrid, con dos goles de Guillermo Campanal y uno de Bracero.

Cuatro años después, en la primera Copa del Generalísimo (1939), goleó 6-2 al Racing de Ferrol en una final jugada en Barcelona, de nuevo con una actuación estelar de Campanal, que marcó un triplete, secundado por Pepillo, con un doblete, y Raimundo, que hizo el sexto, mientras que Silvosa anotó los dos tantos de los ferrolanos.

Otro equipo gallego, el Celta, fue el rival en 1948 de los sevillistas, que saldaron de nuevo la final, en Madrid, con una goleada (4-1) tras remontar el tanto inicial de Muñoz con un triplete de Mariano y un gol de Juan Arza.

Las únicas dos finales coperas perdidas por el equipo del barrio de Nervión, ambas en Madrid, fueron en sus dos siguientes accesos: en 1955, cuando el Athletic lo derrotó por la mínima, con gol de Uribe; y en 1962, al perder 2-1 con el Real Madrid, que remontó con dos tantos de Puskas el que había marcado el sevillista Diéguez.

El Sevilla no volvió a jugar, y ganar, dos finales de la Copa del Rey hasta el segundo lustro del presente siglo: en 2007 venció al Getafe por 1-0 con un gol del malí Frederic Kanouté; y en 2010, al Atlético de Madrid por 2-0 con tantos de Diego Capel y Jesús Navas.
Fuente: EFE

Populares de la sección