Un cuarto puesto mentiroso

Si bien la selección mantuvo el cuarto puesto de las Eliminatorias, es la única que ya disputó cinco partidos como locataria; todos sus rivales por la clasificación jugaron cuatro o tres, y cinco de los seis que vienen son afuera

La tabla de posiciones nunca miente, muestra los hechos tal como son, y Uruguay se encuentra en el cuarto puesto de las Eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014, en un lugar de clasificación directa.

Cabe recordar que a esta Copa del Mundo clasifican cuatro seleccionados de América y el que quede en el quinto puesto deberá jugar el repechaje –tan familiar para Uruguay en los últimos tiempos–, esta vez con un combinado de Asia.

Pero si bien la tabla de posiciones no miente, la realidad se impone e indica que Uruguay es la única selección de todas las Eliminatorias sudamericanas que ya disputó cinco partidos como local. Ninguna otra de todo el continente lo hizo hasta esta fecha, lo cual no es un tema menor.

Por lo tanto, obviamente que todas las que pelean la clasificación con los celestes tienen uno o incluso hasta dos partidos más para jugar como locales que los dirigidos por Tabárez.

Por citar ejemplos de los seleccionados que hasta ahora luchan con la celeste por clasificar a Brasil, Argentina y Ecuador han disputado un encuentro menos que Uruguay como locales, es decir, cuatro, en tanto Colombia y Chile solo jugaron tres.

Si se tiene en cuenta eso y que normalmente la localía la mayoría de esos países saben utilizarla –todos están iguales en cuanto a partidos disputados–, en realidad parecería que el cuarto puesto del conjunto de Tabárez es un tanto mentiroso.

A Uruguay solo le queda enfrentar en casa a tres conjuntos y, como sucede siempre, todos complican. Esos tres serán Paraguay –que, pese a no venir bien, siempre hace un buen partido en el Centenario–, Colombia y Argentina. Nada menos.

Pensando a futuro, de los próximos seis compromisos que tendrán los celestes por las actuales Eliminatorias, cinco serán en calidad de visitante. Es decir, no jugará de visita solamente la doble fecha que viene en octubre contra Argentina en Mendoza y Bolivia en La Paz, sino que, además, luego enfrentará a Paraguay en el Centenario –ya el año próximo–, viajará a Santiago para que lo reciba Chile, tendrá luego fecha libre y después también tendrá que viajar a Venezuela y Perú para seguir siendo visitante.

Viéndolo de esta manera, el panorama es bastante preocupante. Más allá de que a Uruguay no le fue tan mal en las Eliminatorias pasadas jugando de visita, esta vez, no será nada sencillo.

Como se hacía en España
Hace algunos años, en el fútbol español, el periodismo –y los propios clubes– además de la tabla de posiciones tradicional, llevaban otra en la que tomaban los puntos positivos y negativos para ver cómo le iba a cada uno como local y de visita. ¿Cómo era el sistema? El equipo que ganaba como visitante sumaba +3 y, obviamente, el que perdía de local quedaba con -3. Igual sucedía si sumaba una igualdad de visita +1 o si empataba de local -2.

Por ejemplo, con este razonamiento, Uruguay el martes sumó dos negativos y Ecuador uno positivo.

Entonces, si se tomara en cuenta esa supuesta tabla de posiciones, todos los rivales de Uruguay se encontrarían mejor.

Colombia tiene +4, Chile +3, Venezuela +2, Ecuador +1 y Argentina (sin tomar en cuenta el partido que jugaba al cierre de esta edición ante Perú) +1 con posibilidades de sumar más. Uruguay tiene -3, por lo que se encuentra en el sexto lugar de esa tabla de puntos perdidos teniendo en cuenta localía y visita.

Parece un tema matemático y lo es. Pero también muestra una realidad que parece escondida.

Más allá de cómo se paró en la cancha, de cómo rindió el equipo uruguayo, una vez más , las Eliminatorias se hicieron cuesta arriba. Una historia repetida para todos los uruguayos.

Seguramente y como todo lo indica, el verbo sufrir se seguirá conjugando en todos los amantes del fútbol. ¿Habrá que apostar una vez más al repechaje para ir a un Mundial?


Populares de la sección

Comentarios