Un ciclo con gran recambio

Con entrenadores nuevos y sin sus dos grandes referentes (Castro y Fleitas) el femenino de Uruguay le apunta al Sudamericano

En diciembre del año pasado, la selección uruguaya de hándbol femenino comenzó una nueva era. Nuevo cuerpo técnico y nuevas jugadoras.

Ya no estarán Leonardo Puñales y Daniela Mata como entrenadores ni tampoco las dos grandes referentes que tenía el equipo adentro de la cancha: Jussara Castro y Mariana Fleitas.

La nueva dupla técnica será Miguel Berger-Ricardo Colamonici, quienes dirigieron con éxito el año pasado a las selecciones juvenil (sub 18) y junior (sub 21) siendo medalla de plata a nivel panamericano y clasificando a Uruguay a sus mundiales.

Berger-Colamonici convocaron a un plantel renovado para sus primeros trabajos y la semana pasada designaron a 18 jugadoras para disputar el Sudamericano de Mar del Plata.

Participarán también Brasil, Argentina, Chile, Paraguay y Venezuela.

Uruguay necesita quedar entre los cuatro primeros para clasificar al Panamericano que se disputará en junio en Santo Domingo.

Este torneo otorgará tres cupos para el Mundial.

Cabe recordar que el ciclo de Puñales-Mata terminó en el Mundial de San Pablo 2011 donde Uruguay ganó por primera vez un partido en su historia en dichos torneos, al vencer a Argentina.

El nuevo plantel no cuenta con Noelia Artigas, la mejor golera uruguaya tanto en indoor como en arena y tiene un marcado  recambio con respecto a anteriores procesos.

Entre la savia nueva figuran tres jugadoras de gran proyección como Alejandra Scarrone, Agustina Colamonicci y Federica Cura.

Este ciclo se inicia con el sueño de los Juegos Olímpicos de Rio 2016 en el horizonte.

Lo que durante años fue un imposible por la plaza única que siempre se reservó a América ahora abre una posibilidad ya que Brasil será local. El rival a vencer en esa instancia sería Argentina.

El proceso clasificatorio se iniciará en los Juegos Odesur 2014 que dará tres plazas para los Juegos Panamericanos de 2015 donde el campeón obtendrá plaza directa para Río. Cuba, si se arma para la ocasión, es otra potencia candidata.   



Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios