Un buen pie y efectividad

Análisis. Las asistencias de Forlán fueron la llave de un Peñarol que aprovechó cuando quedó con uno más

La batalla táctica entre Peñarol y Plaza Colonia en el partido que definió el título del Campeonato Uruguayo 2015-2016 para los carboneros tuvo al equipo de Jorge Da Silva con dos imágenes tácticas acordes a los momentos que se dieron a lo largo del partido que tuvo 90 minutos de juego y 30' de alargue.

Los aurinegros comenzaron el juego con un 4-4-2 con Valderde y Forlán como volantes por afuera, y con Ifrán y Murillo arriba.

Con diagonales y subidas por su sector, Valverde fue el encargado de hacer el traslado de juego de defensa a ataque, y también de probar a Dawson con remates desde afuera del área. En tanto, Forlán, que tuvo algunas imprecisiones –en parte por el mal estado de la cancha, que perjudicó a los más talentosos de ambos equipos–, comenzó a ser clave con la pelota quieta. En esos primeros instantes le puso un balón en la cabeza a Ifrán que dio en el lateral de la red y luego reventó el palo en un tiro libre directo.

En el ataque, Ifrán luchó pero estuvo impreciso, mientras que Murillo hizo muy bien el trabajo sucio, bajando balones y asistiendo a sus compañeros.

Cuando promediaba el segundo tiempo, Da Silva mandó a la cancha al pibe Rossi por Ifrán, quien le dio más picardía al ataque. El juvenil se ubicó en la derecha y desde ese sector hizo diagonales y también desbordó para mandar centros al área.

Plaza –que en el complemento le jugó de igual a igual y complicó a Peñarol– se puso 1-0 a arriba y el Polilla volvió a mover el banco, dándole ingreso a Affonso por Nandez, quien quedó en el centro del ataque, rodeado por Rossi y Murillo. Con ese 4-3-3, llegó el gol de Rossi para empatar, luego de que Dibble fallara un mano a mano.

Cuando el partido se cerraba, Marcel Novick tuvo que irse lesionado y el DT aurinegro lo sustituyó con Tomás Costa, lo que también hizo cambiar el esquema, volviendo al 4-4-2, con el argentino y Valverde en la contención, Rossi por derecha y Forlán por izquierda, con Affonso y Murillo como delanteros.

En el alargue, Plaza quedó con 10 por la roja de Ferreira y Peñarol no lo perdonó: un nuevo centro del pie de Forlán le sirvió el gol a Olivera –un premio a su regularidad defensiva– y luego, Affonso encontró los espacios y puso el 3-1 con el que Peñarol cerró el partido y festejó el campeonato.


Populares de la sección

Acerca del autor