Un aplauso para el campeón

Nacional festejó su título uruguayo en los céspedes, donde se sacaron la foto oficial con las copas y compartieron un asado

Jugoso, a punto o cocido. Los jugadores, cuerpo técnico, dirigentes y funcionarios de Nacional le pusieron el broche de oro a la temporada con un asado para festejar el Campeonato Uruguayo logrado el domingo, el número 45 de los tricolores en su historial.

Con la efervescencia del título logrado aún a flor de piel, en Los Céspedes siguieron los festejos. Sobre el mediodía comenzaron a llegar los futbolistas al complejo de los albos, mientras en la barbacoa empezaban a caer las brasas. El último en arribar fue el Chino Recoba, quien firmó camisetas y zapatos a los pocos hinchas que llegaron al lugar.

Antes del almuerzo, los jugadores posaron para la tradicional foto del campeón. En la cancha principal del predio se montó una estructura para captar la imagen y se colocaron las dos copas que hasta ese entonces levantaron los tricolores: la del Apertura y la de Coca Cola. La del Campeonato Uruguayo, aún no ha sido entregada. Se espera de que en la Asociación Uruguaya de Fútbol de por terminado el partido suspendido a falta de siete minutos.

En grupo y muy abrigados, los jugadores salieron del vestuario y bajaron la escalera hasta el césped. Luego, se sacaron los abrigos y comenzaron a sonar las cámaras. Primero fue una foto con todos los futbolistas parados detrás de los trofeos y luego sí se ubicaron en la estructura montada junto al entrenador Álvaro Gutiérrez y sus asistentes, dirigentes y funcionarios del club.

"Se tienen que dar muchas cosas para que yo siga. Si tengo ganas y puedo, voy a seguir; pero hay que ver qué es lo mejor para la institución y para uno", Álvaro Recoba

Hubo aplausos, risas y bromas. Luego, tomaron los abrigos y volvieron al vestuario. Algunos se quedaron un rato hablando, como Iván Alonso y Gustavo Munúa, quienes dialogaron con dirigentes. Recoba, por su parte, con una camiseta número 21, firmó autógrafos en una bandera.

Ya vestidos de particular, los futbolistas sacaron sus pertenencias de la concentración y la dejaron en sus autos. Los albos quedaron licenciados y muchos de ellos no saben si seguirán en el club.

Uno de ellos es Recoba, quien reiteró a Referí lo que había dicho apenas haberse proclamado campeones. "Yo cerré un ciclo", expresó sobre su continuidad en Nacional. "Se tienen que dar muchas cosas para que yo siga. Si tengo ganas y puedo, voy a seguir, pero al mismo tiempo y más allá de las ganas uno tiene que ver qué es lo mejor para la institución, para uno en lo personal y para la salud de uno", agregó el jugador, que fue el primero en abandonar el almuerzo debido a que debía realizar los trámites para viajar a Chile con su hijo para ver el encuentro de hoy entre Uruguay-Argentina por la Copa América.

El Chino dijo que por ahora iba a descansar y disfrutar, tomarse unos días para pensar con su familia y amigos, y luego decidir, sin apuro, su futuro.

El jugador de 39 años señaló que la opinión de su familia influye "mucho" a esta altura de su carrera. "Creo que por el tiempo que uno lleva en el fútbol, ellos ya son parte de las decisiones", indicó. "Por un lado me dicen que puedo seguir y por otro capaz que no quieren que siga", señaló el jugador que luego, en declaraciones radiales, dijo que le gustaría ser presidente de Nacional (ver apunte).

Otro de los que se fue antes, porque tenía que ir a buscar a su hijo al jardín fue Diego Polenta, quien tampoco sabe cuál será su futuro. "En estos días estaré viajando a Italia para reunirme con mi representante y ver qué pasa en mi futuro. Tengo contrato en Italia pero está la posibilidad de que salga del club que estoy allá (Bari)", dijo a Referí.

El jugador dijo que el domingo a la noche festejaron "todos juntos y de forma tranquila" y que no había podido sentir la repercusión del título con los hinchas en la calle porque fue directo desde su hogar a Los Céspedes.

"En lo personal estoy muy contento con el título. Fue una de las cosas que dije cuando llegué, que quería ser campeón, y por suerte lo pude lograr", comentó el defensor que fue figura a lo largo de la temporada.

Así fue el festejo íntimo tricolor en una campaña que quedará en el recuerdo por el nuevo título obtenido. En la barbacoa de Los Céspedes hubo aplausos para el asador. Y otros para el Nacional campeón.

Chino presidente

Álvaro Recoba
Álvaro Recoba
Álvaro Recoba

El deseo de Recoba

"Me gustaría ser presidente de Nacional", dijo ayer Álvaro Recoba al programa Último al arco de radio Sport 890, en una declaración que sorprendió a los hinchas albos, quienes por estas horas se preguntan si el futbolista seguirá jugando en el club. "Si viniera a Nacional un entrenador con una propuesta o estilo de juego que me llenara, pensaría en seguir", agregó.

Con la red a todos lados

Polenta

El trofeo de Polenta

Diego Polenta llevó a Los Céspedes la red del arco de la Colombes, que cortó en los festejos del domingo en el Centenario. El zaguero le entregó partes de la misma a sus compañeros y funcionarios a modo de recuerdo y el resto se lo llevó en el baúl de su auto. El jugador dedicó el título a su familia. "Las mellizas nacieron con el 2-1 del clásico y ahora volvieron a festejar", dijo.

Populares de la sección

Acerca del autor