¡U-ru-gua-yo! el eco de la eternidad

En el Inicial argentino, los jugadores uruguayos anotaron el 12,8% de los goles marcando un aplastante dominio ante los otros extranjeros

El tiempo pasa en el fútbol argentino pero el grito de ¡U-ru-gua-yo, u-ru-gua-yo! no se apaga. Cambian los nombres, pero la fuerza de los goles sigue conquistando el corazón de las hinchadas. Los números del presente Torneo Inicial así lo demuestran. 

Los goles de los futbolistas uruguayos representan el 12,8% del total del campeonato.

Es una buena cifra y más si se compara con el resto de la legión extranjera que disputa el Inicial.

Los uruguayos son 28 y llevan 26 tantos marcados en las 10 fechas jugadas.

A los uruguayos los siguen en cantidad los colombianos, que son 15, pero solo suman tres tantos. Se incluye a Duván Zapata, que arrancó el torneo con Estudiantes, marcó un tanto y luego fue transferido a Napoli.

Teófilo Gutiérrez, el último goleador extranjero en el fútbol argentino (Clausura 2011, 11 tantos con Racing), se integró en la cuarta fecha a River Plate y marcó un solo gol. 

Si los colombianos se suman a los demás foráneos son 32. Pero solo totalizan nueve tantos contra los abrumadores 26 de los uruguayos.

Y en la nómina se incluye al  argentino nacionalizado francés David Trezeguet (Newell's), autor de dos tantos en seis partidos.

Los uruguayos dan otra ventaja: Martín Cauteruccio se lesionó en la sexta fecha (rotura de ligamentos) cuando era el máximo anotador del certamen con cinco tantos.

Por ahora solo lo pudieron alcanzar Mauro Matos, de All Boys, y Maximiliano Rodríguez de Newell's Old Boys, uno de los mejores jugadores del torneo.

Cauteruccio nunca pudo encontrar su lugar en Nacional. Sin embargo es desnivelante en el fútbol argentino. En la temporada pasada, en Quilmes, marcó 14 goles entre el Inicial y el Final.

También anotaron un gol, pero se lesionaron Ribair Rodríguez (jugando como zaguero) y Matías Aguirregaray (lateral derecho). 

Carlos Bueno es suplente en Belgrano, pero aprovecha los pocos minutos que tiene en cancha: lleva dos goles. Lo mismo Sebastián Abreu, en Rosario Central, y Rodrigo Mora en River, donde todavía no marcó. 

También es suplente el exPeñarol, Jhonathan Ramis, que lleva tres en Godoy Cruz.

En el mismo equipo Andrés Rodales, exLiverpool, ya se despachó con dos goles como lateral.

Diego Vera y Santiago Silva son titulares en sus equipos y son la esperanza de que terminen primeros en la tabla de goleadores.

El primer uruguayo en lograrlo fue Enzo Francescoli, allá por 1984. Lo sucedieron el Polillita Da Silva y el Manteca Martínez. Esos nombres no resisten la comparación con los que actualmente juegan en Argentina. Sin embargo, el grito sagrado de los yoruguas sigue sonando en las tribunas.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios