Turno de Zeballos/Dotta

Se hizo esperar, pero el equipo a bordo del Evo 10 alcanzó su primera victoria del año

por Mario Rosa

Tan solo en el primer tramo de la carrera no estuvieron al frente de la carrera. Luego, desde el segundo tramo cronometrado hasta el cierre del Rally de Tacuarembó, la tripulación conformada por Rodrigo Zeballos/Sebastián Dotta a bordo del Mitsubishi Evo 10 dominaron la competencia.

En la 5ª. fecha del Campeonato Nacional de Rally, el laureado equipo alcanzó su primer triunfo del año en el certamen local y con él revivieron sus expectativas de poder luchar por el título nacional que otorga el Club Uruguayo de Rally (CUR).

Fue una victoria basada especialmente en la confiabilidad ya que la velocidad no fue tan necesaria desde el momento que sus dos más fuertes rivales, Gabriel Beltrán/Andrés Fripp (Evo 10) y Santiago Cigliutti/Wilson Correa (Evo 9) tuvieron dificultades en el arranque de la carrera y quedaron muy relegados respecto a los ganadores.

Con una brecha de unos tres minutos con respecto a Beltrán/Fripp –su más inmediato perseguidor- los ganadores manejaron la carrera a voluntad dominando las dos etapas del Rally de Tacuarembó lo que les permitió además embolsar los puntos otorgados a ese doble mérito. Puntos que les vino muy bien para renovar la ilusión de alcanzar el certamen local en una cerrada lucha hasta la última competencia del año en el Rally del Atlántico (noviembre).

De todas maneras, no fue un mal resultado para los otros dos que luchan por el máximo galardón ya que Beltrán/Fripp terminaron como escoltas y Cigliutti/Correa completaron el podio minimizando la pérdida de puntos.

Incluso Gabriel Beltrán/Andrés Fripp fueron con todo en el cierre de la carrera y se anotaron la victoria en el Power Stage, último tramo de la carrera que para aquel que lo gane, hay tres puntos extras para engrosar a la tabla anual.

Sea como sea, se espera de ahora en más tres grandes finales en pro de la corona tanto del clasificador Absoluto como de la categoría RC2N en la que compiten los tres postulantes.

San José, Punta del Este y el gran Rally del Atlántico serán testigos de esta épica batalla por el título.

El Rally de Tacuarembó volvió a escena después de seis años y mostró toda la validez de sus caminos con un gran sector cronometrado bordeando el clásico balneario Iporá. Allí, belleza natural y velocidad pura se abrazan en un gran espectáculo de rally que se extrañaba.

Un total de 18 equipos fueron de la partida y tras los siete tramos cronometrados, 17 arribaron a la meta.