Tres barcos uruguayos buscan llegar a Río

Defazio-Foglia en Nacra 17, Silveira-Umpierre en 49er y Yandian en laser compiten en Miami
El yachting uruguayo ya tiene clasificados para los Juegos Olímpicos de 2016 a Alejandro Foglia, en clase finn, y a Dolores Moreira, en laser radial. Pero la próxima semana pueden ser más los barcos que compitan en agosto en Río de Janeiro. El lunes arranca en Miami la última instancia clasificatoria y Uruguay buscará plazas en otras tres clases.

Los que tienen más chances son Pablo Defazio y Mariana Foglia quienes competirán en clase Nacra 17, una modalidad que se estrenará en Río a nivel olímpico.

Dentro de una flota de 48 barcos, el matrimonio peleará por un solo cupo para Sudamérica y América Central contra Venezuela y Guatemala.

Hay una plaza en juego para cada continente en cada clase, pero todos corren juntos .

"Es complicado correr en flota cuando en realidad tenés que superar a dos barcos, pero yo igual prefiero correr así y no mano a mano. Hay que estar corriendo en flota para adelante, pero mirándolos, no podemos descuidarnos porque lo que importa es ganarle a ellos", comentó Defazio a Referí.

Venezuela es el rival a vencer porque Guatemala llega sin casi preparación previa.

En los Juegos Odesur de playa de Vargas 2014, los hermanos venezolanos Yamil y Andrea Saba fueron plata y los uruguayos se quedaron con el bronce.

Defazio-Foglia llevan tres años de competencias en esta clase haciendo campañas europeas.

"Conseguimos gestionar un equipo tomando al barco como un elemento más, lo trabajamos mucho, necesitábamos comunicarnos bien entre nosotros, como equipo y no como matrimonio, costó trabajo pero se logró", comentó Foglia.

"Es complicado correr en flota cuando en realidad tenés que superar a dos barcos, pero yo igual prefiero correr así y no mano a mano", Pablo Defazio.

"El barco reacciona ante cada cosa que hacemos, las fuimos conociendo más, logramos poder anticiparnos a qué va a hacer el barco ante cada movimiento que hacemos. Sabemos utilizarlo a nuestro favor para que vaya más rápido. También entendimos cómo se corren regatas en catamarán porque nosotros veníamos de un monocasco. La estrategia es distinta, fue todo una entrada en calor cada campeonato", agregó.

Para adaptarse a la condición de Miami y realizar ajustes en el barco, el matrimonio llegó a Miami el 7 de enero.

"Desde que empezamos la capaña sabemos que este es el campeonato para nosotros, es el objetivo y la gran posibilidad de llegar a los Juegos", concluyó Defazio.

En Nacra 17 se correrán 15 regatas entre lunes y viernes. El sábado, los 10 primeros disputarán la medal race.

Revancha y oportunidad

En clase 49er, Santiago Silveira y Philipp Umpierre intentarán la clasificación que se les escapó en Londres 2012. Silveira lo había intentado también para Pekín 2008 junto a Diego Stefani.

Santiago Silveira y Philipp Umpierre
Santiago Silveira y Philipp Umpierre, clase 49er
Santiago Silveira y Philipp Umpierre, clase 49er

"Ganar el Sudamericano de Florianópolis 2013 nos motivó a volver a intentar la clasificación a los Juegos", contó Umpierre a Referí.

Dentro de una flota de 65 barcos, los uruguayos pelearán solo contra Chile el cupo clasificatorio. Los trasandinos son favoritos: "Ellos hicieron toda la campaña, no les faltó un torneo por competir y llegan en las mejores condiciones", dijo Umpierre.

Los uruguayos, en cambio, vieron interrumpida su campaña en setiembre de 2014 antes del Mundial de Santander porque Silveira sufrió un quebranto de salud (lo operaron de quiste hidático) que lo tuvo seis meses al margen.

Cuando volvió se sintió en la espalda y tuvo que volver a reposo. El 49er es extremo, se navega a 25 nudos como máximo en un barco de 4,90 metros de largo, 90 kilos y 60 metros cuadrados de superficie vélica. Umpierre es bien gráfico: "El 49er es como patín artístico, si uno de los dos no lo sabe navegar el barco no puede salir ni del puerto, no hay manera".

"A nuestro a favor tenemos el hecho de que Santi es uno de los más experientes en esta clase y que juntos llevamos casi siete años", se esperanzó Umpierre.

El torneo se disputará con tres días de regatas clasificatorias y tres de finales. Se dividirá la flota en dos y tras el tercer día de regatas, se separan en oro (los primeros 25) y plata. La medal race la correrán los 10 primeros.

Yandian, el sucesor

Federico Yandian compite en la clase en la que Alejandro Foglia disputó los Juegos Olímpicos de 2004, 2008 y 2012: laser standard.

Federico Yandian
Federico Yandian, laser standard
Federico Yandian, laser standard

Ecuador, Colombia y Venezuela serán los rivales a vencer para intentar meterse en sus primeros Juegos Olímpicos. "Estoy navengando bien y me siento en buenas condiciones", dijo con esperanza. Uruguay tiene vela para rato.


Populares de la sección

Acerca del autor